Minicuento (tradicional…)

Gruñón maldijo al príncipe azul mientras los siete enanitos observaban cómo se llevaba a Blancanieves.

-Ya sabes lo que toca ahora, Mudito -murmuró, quitándose el gorro mientras su arrugado rostro mostraba una mueca llena de lascivia.