Categories
libros literatura

Grandes frases editoriales (I)

¿Cuentos? Yo creía que hablábamos de literatura…

Frase de editor valenciano frente a la posibilidad de publicar una antología de relatos.

Categories
libros literatura

Las personas libro – El proyecto Farenheit

Me ha resultado curioso encontrar el proyecto de las personas libro, un grupo de personas que imitan a los peligrosos antisistema de Farenheit 451, capaces de memorizar un libro y luego ir contándoselo a cualquiera, sin pensar en las terribles consecuencias que algunos textos pueden acarrear a la gente, por no hablar del canon de la SGAE, claro, con lo que cabe en un cerebro, bueno, en algunos.

Os voy a poner su decálogo (bidecálogo, en realidad, pero como es tan largo, pongo sólo diez):

1. ¿Qué es el proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro)? En el mundo que describe Ray Bradbury en “Fahrenheit 451” no hay libros. Están prohibidos y los bomberos se dedican a quemarlos. Sin embargo hay personas que se resisten y lo hacen aprendiéndose cada una de ellas un libro. Poco a poco organizan un plan llegando a ser miles las personas que llevan un libro en su cabeza, verdaderas bibliotecas itinerantes.
2. ¿A qué debe su nombre? Es un reconocimiento a Ray Bradbury, que escribió la historia de las personas que defendiendo los libros defendían al ser humano. 451 grados en escala Fahrenheit es la temperatura a la que arde el papel y como quien quema libros termina tarde o temprano por quemar personas…
3.- El libro de Bradbury llama la atención a quien lo lee… La visión de Bradbury resulta profética. Su preocupación por un futuro de la humanidad dependiente de las máquinas, por la aplicación de la tecnología para el control de los ciudadanos, por la autocensura, que es la censura más eficiente…
4.- ¿Son las personas libro la alternativa? Tan solo se resisten, que no es poco.
5. ¿Cuál es el objetivo del Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro)? Que todas y cada una de las personas del mundo tengan un libro (un pedacito de libro) en la mente y en el corazón y lo narren mirando a los ojos. Que, aunque mil cosas y mil guerras nos separen, tengamos en común el ser personas libro.
6. ¿Cuándo y cómo surgió la idea? Al volver a leer “Fahrenheit 451” y ver la película de Truffaut sobre el libro que escribió Ray Bradbury que trata de una época en que se queman todos los libros y sólo se ve televisión. Vimos posible la existencia de personas libro, tal vez porque sentimos su necesidad.
7. ¿A quién va dirigido? A todas las personas del mundo que quieran defender los libros aprendiéndose un texto, haciéndolo suyo.
8. ¿Qué requisitos son necesarios para formar parte del proyecto? En la red de personas libro cabe todo el mundo. Tan solo se necesita querer defender los libros aprendiéndose un texto.
9. ¿Es difícil aprender un texto? Hacerlo tuyo y narrarlo es un trabajo muy placentero y enriquecedor. Además otras personas libro le ayudaremos a ello adaptándonos a su forma de aprehender el texto y narrarlo. Hay técnicas eficaces. Es muy importante la forma de preparar a las personas libro y por ello es clave que haya quienes ayuden a otras a aprenderse un texto y a narrarlo.
10. ¿Qué tiene que hacer aquella persona que quiera convertirse en persona libro? Elegir un texto por muy pequeño que sea (ya hay una persona libro que se aprendió el famoso relato del dinosaurio de Monterroso) y contactar con las personas libro. También puede colaborar con otras en el rescate de un libro entre varias personas, como se ha hecho con el Quijote en el Círculo de Bellas Artes o el libro de Primo Levi “Si esto es un hombre” que harán jóvenes de institutos.

Y vosotros, ¿qué libro, o su fracción, os gustaría ser? Yo lo tengo claro, es algo personal.

Vivo en la Villa Borghese. No hay ni pizca de suciedad en ningún sitio, ni una silla fuera de su lugar. Aquí estamos todos solos y estamos muertos.
Anoche Boris descubrió que tenía piojos. Tuve que afeitarle los sobacos, y ni siquiera así se le pasó el picor. ¿Cómo puede uno coger piojos en un lugar tan bello como éste? Pero no importa. Puede que no hubiéramos llegado nunca a conocernos tan íntimamente Boris y yo, si no hubiese sido por los piojos.
Boris acaba de ofrecerme un resumen de sus opiniones. Es un profeta del tiempo. Dice que continuará el mal tiempo. Habrá más calamidades, más muertes, más desesperación. Ni el menor indicio de cambio por ningún lado. El cáncer del tiempo nos está devorando. Nuestros héroes se han matado o están matándose. Así que el héroe no es el Tiempo, sino la Intemporalidad. Debemos marcar el paso, en filas cerradas, hacia la prisión de la muerte. No hay escapatoria. El tiempo no va a cambiar.

Es que no puedo evitarlo.

Categories
literatura

Artur Balder dispara con bala

Pues andaba leyendo yo el blog de Papel en Blanco cuando me he encontrado con una entrevista a Artur Balder la mar de interesante y, con toda seguridad, polémica. Os dejo unos trocitos y os emplazo a que le echéis un vistazo.

( Parte IParte II )

Toda esta historia no tiene nada que ver con oportunismo, pero lo cierto es que en la mayor parte de los casos, muchos de esos escritores del género fantástico, salidos a vuelapluma de la chistera de unos magos-editores, son una gran cuadrilla de farsantes, son montajes editoriales, autores mimados que no tienen ni idea de lo que significa trabajar con pequeñas editoriales y que se consideran verdaderos genios porque una u otra editorial de gran calibre los lanza de la noche a la mañana; gran parte de ese “éxito” se debe a la poderosa “magia” de la distribución, y me remito, efectivamente, a los textos, que es donde quedan patentes las diferencias. Pienso que el tiempo nos pondrá a todos en el lugar oportuno. O eso, o, como diría Shakespeare, el tiempo y un segur.

El género está exprimido desde el primer momento en que muchos espíritus oportunistas lo rozan con un solo dedo, y me refiero especialmente a ciertos autores que, entre programas de radio y TV, uno puede entender cómo pueden publicar más de veinte libros en cuatro años, y encima los editores tienen la desfachatez de darles el Premio Comercial de Novela Ciudad de Torrevieja… Es más, le diré que detesto pasearme por las estanterías de la así llamada literatura fantástica… porque, como cuando era adolescente, distingo en seguida entre el montaje y la veracidad.

Una vez más, las generalizaciones fallan. Y en cuanto a la intención de originalidad, qué le voy a decir, en un país en el que los fabricantes de libros de texto se dedican, merced a su poder en las juntas de padres de profesores de cientos de colegios, a machacar ciertos autores en las aulas hasta convertir en “literatura fantástica” lo que solo puede ser considerado un volumen de artículo a lo revista adolescente Ragazza, pero más en gran formato…

Las grandes superficies acabarán por cargárselo todo: están introduciendo un factor de mafia al más puro estilo italoamericano en el mundo del libro, ya no venden lo que se publica, venden en gran parte lo que hay que vender… lo que cierto señor quiere que se venda.

Por otro lado, ¿qué tienen que ver mis obras con el pseudo-tolkienianismo de una cuestión como Dragones y mazmorras? Me temo que, a fin de cuentas y sin mala intención, no conoce Vd. mi trabajo: la mayor parte de esos autores de esa literatura fantástica española a la que se refiere sólo escriben eso mismo… ¿Ha visto Vd. a alguno, solo uno, de los OTROS autores que se consideran -¡qué honor!- junto a mí en ese podio en el que me ha puesto Vd. mismo de la literatura fantástica en este país, ha visto que alguno de ellos, o, mejor dicho, de ellas, escriba otra cosa que no sea eso mismo… literatura fantástica siempre, siempre, siempre… de la que se vende directamente en los colegios?

La verdad es que se ha quedado a gusto…

Categories
libros literatura monstruos

Libros monstruosos y Media Vaca

crimenesAyer Raquel compró uno de los libros más monstruosos que tengamos en nuestra gruta: Crímenes Ejemplares, de Max Aub, en la maravillosa y sorprendente edición ilustrada de Media Vaca.

Muchas veces, cuando hemos hablado del futuro del libro, nos perdemos con la tinta electrónica, los e-books, la autoedición máquina-kiosko mediante, y sólo nombramos de pasada la idea del libro como objeto, ese libro que da gusto sopesar, acariciar y hasta oler; porque señores y señoras, Crímenes ejemplares es un libro que hasta huele bien, a papel grueso, a tinta fresca, a sueños y a asesinatos.

Que Aub era un monstruo feliz, ya lo sabía, pero en la edición Vaquera han logrado juntar a treinta monstruos más, esta vez ilustradores, para que hicieran del volumen algo ejemplarmente deforme y adorable.

Los “Crímenes ejemplares” son (mini)confesiones de asesinos ayudados con algo de peyote para aclarar sus oscuros y secretos motivos que les llevaron a cometer una o varias muertes. Los ilustradores (Chumy Chumez, Isidro Ferrer, Asun Balzola) reflejan a la perfección ese mundo de trazo grueso y agresivo que se plasma en las líneas de Aub.

crimenes

La verdad es que está escrito para disfrutar, para leer en voz alta y darse cuenta de lo hermoso que puede ser un libro.

Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes miré mi reloj seis veces, descaradamente: no hizo caso. Creo que es un atenuante muy de tenerse en cuenta.”`

Imprescindible. Como la mayor parte del catálogo de Media Vaca, siguen una filosofía propia muy interesante a la hora de publicar y editar. Ha sido la sorpresa del día del libro, un día de monstruos felices.

Categories
libros literatura novelanegra

Libros, libros, libros…

…que acabo de leer. Que no todo en el mundo va a ser Gothika 😛

Victima sin rostro

Víctima sin rostro no es nada del otro mundo, si acaso una presentación de personajes. El estilo parece muy forzado (no sé yo si por la traducción, el flamenco no debe ser muy facilón) y sólo se disfruta de algunas situaciones divertidas. Ah, y líneas y líneas hablando de tetas. Estos holandeses 🙂

Las llaves de la calle

Rendell se marca con Las llaves del reino una historia de fraude y suplantación, personajes complejos, desarrollados quizás hasta el hastío, y un par de muertos. No está mal, para no pasar casi nada sus 500 páginas vuelan, pero se echa de menos algún que otro asesinato más.

No apto para mujeres

Bien, tenía pendiente darle otra oportunidad a P.D. James, así que liberé mi mente antes de empezar “No apto para mujeres”. La verdad es que me ha gustado, la capacidad para generar personajes y paisajes con apenas cuatro líneas es algo envidiable, aunque el personaje principal chirríe un poco está claro que es el protopersonaje femenino-heroico que luego se repetirá hasta la saciedad en los años noventa y que hoy en día sigue con sagas como la de Anita Blake.

Pues eso es todo hasta ahora, revisaré la pila a ver que me encuentro. Y añadiré otro de PD James. Se lo ha ganado.

Categories
literatura monstruos

Punset y Cronenberg

Acabo de leer una entrevista que tiene ya algún tiempo, pero creo que merece la pena el rescate. Punset tiene un vis a vis con David “Newflesh” Cronenberg tras el estreno de Spider (peazo película, por otra parte).

De lo más recomendable:

Punset Vs. Cronenberg 

Categories
libros literatura

¿Se acaban las presentaciones con autores?

La última moda en los USA: Las giras de autores por las ciudades, de librería en librería, presentando su último libro acompañado de algún literato local, están desapareciendo en favor de una presentación audiovisual sobre el autor y el libro. Se ve que lo de los booktrailers se expande. Según las editoriales, hay poca gente interesada en ver a dos calvos con gafas un par  de intelectuales departiendo sobre las bondades de tal o cual apartado del libro. Parece que es más barato y efectivo crear una especie de publirreportaje ajustado documental sobre la trayectoria del autor y el libro a promocionar. Se enchufa una tele grande unos días y toda la clientela que pase por delante recibe el mensaje. Parece que los encuentros con el autor se van a reducir a momentos muy puntuales, más parecidos a mesas redondas o forums, y sólo en grandes ciudades.

Categories
literatura

Terminé Gothika

<peligro: spoilers>

-¿Analisa, ere tú?

-Pooozi. Emersinda.

-Dime.

-¿T´has fumao un porro?

-Poono. Analisa. Ande vas.

-A poné dos vela negrah. Que toy preñá.

-¿Dossiento año y no sabe usá la gomita, Analisa?

-Poooono.

Pues eso. Sólo me queda una duda: ¿Quién mata a Alejandra Kramer? Igual es que a esa altura del libro ya estaba algo perjudicado…

Categories
libros literatura

Reflexiones editoriales

Dice Joaquín Rodriguez en su excelente Futuros del libro:

El común denominador de los editores que intervinieron ayer en el encuentro -Gadir, Nóridica, Sexto Piso y Rey Lear- podría ser el de estar pendientes:

  • de un hilo, porque sus propuestas son arriesgadas, casi siempre minoritarias, y la respuesta del mercado es imprevisible;
  • de un exiguo capital inicial, que permite escaso margen de maniobra en las negociaciones y adquisiciones de derechos y obliga a convertir a los proveedores en cofinanciadores de la aventura editorial;
  • de una distribuidora, que comprenda y comparta un proyecto intelectual de largo aliento;
  • de los libreros, sobre todo los independientes, aquellos con los que debería existir una complicidad estructural básica, pasajeros de la misma nave;
  • de los medios de comunicación, que pueden o no hacerse eco de sus proposiciones al no existir,en principio, connivencias previas ni acuerdos de beneficio mutuo;
  • de unos lectores exigentes que no se conforman con cualquier cosa y buscan en esos sellos casi temerarios propuestas estéticas e intelectuales innovadoras.

Y es que ser pequeño editor en este país es una vocación suicida y maravillosa.

Categories
literatura

Cómo hablar de libros que no has leído

Me entero vía ELPAIS de la existencia de un libro: Comment parler des livres que l’on n’a pas lus?

A parte de tener un título digno de un sketch de los Monty Python, parece de lo más interesante. Cortypego.

El libro… “analiza no ya el fenómeno de perorar sobre libros no leídos sino, además, cambiando impresiones con personas que, a su vez, fingen haberlos leído”

Y… “El libro sigue conservando cierto valor reverencial en el universo culto y no sólo deben haberse leído aquellos títulos que componen el canon sino que, como todavía ocurre en determinados medios académicos, hay que haberlo leído “todo”.

Este imposible “todo” se hace, no obstante, asequible mediante las tretas que un profesional de la lectura ha ido aprendiendo y en cuya red de prácticas se asocian gustosamente los amigos o colegas. Unos y otros se revelan como sospechosos pero también cómplices de una patraña que gana adeptos puesto que, dentro o fuera de los viejos círculos, los lectores son cada vez peores y menos.”

El libro va a salir con Anagrama. Creo que me lo compraré, aunque sólo sea para hablar de ciertos títulos 😛

Categories
literatura

Booktrailers

De un tiempo a esta parte está surgiendo un nuevo método de promoción para libros: una suerte de vídeo que hace de trailer cinematográfico, relacionado, claro está, con la novela.

De entrada no me gusta el sistema, al menos en la mayor parte de los que he visto dejando a un lado los creados de forma altruista por aficionados. Las editoriales se están lanzando al ruedo, el trailer se aloja en youtube (o similares) bajando el coste de exhibición a casi cero, confiando en la expansión viral de ese tipo de contenidos.

Igual no me gustan porque la mayoria no dejan de ser un poco cutres, quizás demasiado titubeantes. Como si no estuvieran muy seguros de lo que están haciendo, de lo que se puede y no se puede mostrar. Quizás no tienen claro lo que es rodar un trailer falso, o que no quieren mostrar demasiado de la novela.

Por otro lado, que te saquen las imágenes antes de leer el libro siempre corta un poco la imaginación, las imágenes fijan la memoria y se muestran en lo que leerás. No sé si me explico bien.

Supongo que con el tiempo mejorarán (o no), pero como acaben siendo como los trailers de cine… que miedo, en treinta segundos te contarán el libro, te sacarán capítulos que luego no estarán y es posible que más que atraer a la lectura, espanten a la gente de las librerías.

Ahora, ¿anuncios para libros colgados en Youtube? Mmmmm, creo que tengo una idea…

Categories
literatura

House of Fame. Geoffrey Chaucer

For when thy labour doon al ys,
And hast mad alle trhey rekenynges,
In stede of reste and newe thynges,
Thou goost hom to thy hous anoon.
And, also domb as any stoon,
Thou sittest at another book
Tyl fully daswed ys thy look

Via: A Caballo Artes del Libro

Categories
fandom literatura monstruos

Minotauro

Pues sí, ya han dado el minotauro. Clara Tahoces gana con “Góthika”.(Eeeh, parece que va de vampiros. Interesados, leer el especial “Vampiros” de la revista Más Allá que publicó Tahoces (redactora jefe) el año pasado)

A ver si los de Minotauro se dejan la pasta promocionando “terror” y nos hacen algo de trabajo, que últimamente estamos mu necesitados. Y si hay que ponerse femeninos, pues nada, ya me veo escribiendo “La flor de mi profundo”, “Leyendas de necropasión”, “Psycho-sleepers in Seattle”, “Thelma & Cthulhu” o “Trífidos verdes fritos”

Iä!! Towanda!!

Categories
cuento literatura

Minicuento: Muerto el lobo

—Bonito abrigo de piel, Caperucita —dijo el leñador, guiñándole el ojo a la joven niña.

Claro que eso fue antes de la siguiente luna llena.

Categories
literatura

Hotel Kafka

Vía ELPAIS.COM(sic) me entero de que han abierto un hotel (Hotel Kafka) donde se imparten cursos literarios bajo la premisa de “¿Qué autor te gustaría ser?”, y así te enseñan a lo Faulkner, a lo Dick, a lo Bradbury, a lo Kafka…

Dejando a un lado lo grotesco que me resulta la idea de llegar a un sitio y decir “Sí, por favor, despójame de mi ser y deja que escriba Siddartha 2, el regreso del Buda” l  [Editando: En realidad no es así, pero el artículo del PAIS.COM no me había quedado claro. Simplemente ofertan cursos a cualquiera, sea cual sea su ascendente literario. Joer, con lo fácil que sería decirlo] [De todas formas mi idea me gusta más :)]

La idea sería interesante si te sometieran al entrenamiento intensivo de algunos escritores. El método Burroughs, por ejemplo, a base de todo tipo de opiáceos presentes, pasados o futuros tendría cierto éxito, pero no tanto como la Manera Hemingway (patente pendiente) que iniciaba el día con una botella de güisqui y luego se arrimaba a un par de mulatillas, allá, en Cuba. Tu sabes.

A la manera Kafka tendrías un actor disfrazado de tu padre que te castraría emocionalmente para el resto de tu vida, sin dejarnos el método Dick/Morcook de “novelas en un finde” a base de unas cuantas anfetas.

Sinceramente espero que nadie quisiera ser Dylan Thomas, no sea que fuera alérgico al White Horse, o parecerse a algún poeta romántico, ya que habría que inocularle la tuberculosis o la tosferina. Para parecerse a Valle-Inclán te cortarían un brazo…

Alguno querría ser Buckowski, que lo sé yo, sin olvidar los litros de Four Roses para los aspirantes a Poe, y otros, en sus propias carnes, descubrirían tarde la orientación sexual de su idolatrado escritor.

Sinceramente, no sé a que esperan los Cohen para hacer una película de todo esto.

Categories
libros literatura

Ehem

“El autor que habla de sus propios libros es peor que la madre que sólo habla de sus hijos”
Benjamin Disraeli

Categories
cuento literatura

Minicuento: De madrugada

-Sólo me quedan dos entierros para ganar la paz eterna -dijo el esqueleto, desesperado al ver las primeras luces.

-Debiste haberme hechizado antes de la séptima pinta -contestó el irlandés al despertar sobre un montón de huesos.

Categories
blog literatura

Hablando de distribuidoras…

“Ya hemos señalado, en alguna otra ocasión, el poder que tiene la distribución y quién gana en esta situación:”El problema no es el exceso del número de títulos, sino que libros, tan diversos, sean tratados de la misma manera, al mismo ritmo, por estructuras de distribución cada vez más sofisticadas e industriales, dando más posibilidades a los best-sellers programados con anterioridad y vendidos en pilas a la entrada de los grnades almacenes que a la creación literaria, discreta y sabiamente calsificada en las estanterías de las librerías…El problema es que cada libro tiene un ritmo de vida diferente y que se tiene la tendencia de tratarlos a todos de la misma manera”. (Laurence Santantonios; Tant qu’il y aura des livres; Bartillat, pag. 16, 81)”

Leído en ConValor , uno de los nuevos blogs que adornan el Blogroll, junto con Documentalista Enredado y El futuro de los libros, llenos de información imprescindible si te interesa el presente y futuro de la edición.

Categories
literatura

Apocalipsis Distruibidor

Vía Boing Boing leo que uno de los grandes distribuidores de libros en los USA ha quebrado. La cosa está en que la distribuidora, cuasi monopolística por lo que parece, llevaba a más de 150 pequeños editores, muchos de ellos de género o de corte independiente, que se han quedado a dos velas. Según la legislación americana los libros en la distribuidora son propiedad de ellos y todos los beneficios de la venta se quedan en los juzgados. Han pillado justo la remesa de navidad, la que más beneficio deja, así que es posible que la mayor parte de editoriales indies americanas se vayan a la quiebra en cuatro o cinco meses. Por no decir que las majors también van a sufrir un rato (como los de Random-Mondadori)

Impezionante.

Categories
literatura

Un cuento

He colgado un cuentecillo, Indiferencia como un pecado, en las Páginas del Blog.

“El piso de Ángel era pequeño, sucio y olía mal. No es que fuera demasiado viejo, pero todo en aquel apartamento realquilado parecía desgastado, como si una pequeña capa de suciedad se hubiese infiltrado justo por debajo de la superficie de cada objeto.

Tampoco era grande, ni siquiera mediano; un somier oxidado, un escritorio de contrachapado con las esquinas abiertas, dos estanterías apenas cubiertas con revistas viejas y un tubo fluorescente que iluminaba entre parpadeos enfermizos. La cocina conservaba dos fogones ennegrecidos y una nevera cuyo interior presentaba manchas que Ángel no había logrado limpiar. El cuarto de baño apenas dejaba sitio para una mísera ducha sin plato y un servicio minúsculo, tan estrecho y bajo que para utilizarlo casi había que ponerse de cuclillas.

Unos finos rayos de luz atravesaban la única ventana de la casa, puerta abierta a un callejón abandonado donde los yonquis solían terminar las noches espantando a parejas en busca de rincones oscuros.

A Ángel, sin embargo, no le molestaba nada de aquello. Si acaso el papel pintado, azul en sus orígenes, que acumulaba humedades, cucarachas y diversos insectos. Por lo demás, teniendo en cuenta la miseria que pagaba por aquel cuchitril, era perfecto.

Desde la cama hasta la minúscula televisión que tenia encima del escritorio, todo estaba lleno de cajas. Unas veces contenían ojos de muñeca, otras, tapones para tubos de pegamento. La mayor parte del año contenían bolígrafos desmontados, Ángel se sentaba en la cama y los montaba: cogía el canuto transparente, el tubo con la tinta y la punta, introducía uno dentro del otro, colocaba el pequeño tapón en la parte trasera y, finalmente, cubría la punta con el capuchón correspondiente, rojo, azul o negro. Le pagaban a céntimo la unidad, traían las cajas y se las llevaban. Era el mejor trabajo que Ángel había tenido.

Quizás estaba cómodo encerrado en su apartamento porque odiaba a todo el mundo. Blancos, negros, amarillos, mulatos, mujeres, niños, daba igual. Nadie le caía bien, así como no caía bien a nadie. Ni siquiera a él mismo. Las escasas ocasiones en las que se atrevía a mirarse al espejo detenía la vista, casi hipnotizado, en sus ojos vidriosos, su pelo ralo, la extraña forma desproporcionada de su nariz y en las orejas pequeñas, pegadas por completo a la cabeza, que le daban un aspecto inequívocamente desagradable.

En cuanto al sexo, Ángel se masturbaba a menudo; a veces incluso mientras montaba aquellos bolígrafos. Lo hacía lentamente, sin pensar en nada en concreto. Tiempo atrás había intentado practicar sexo con mujeres reales pero ni siquiera pagando había logrado cierto éxito. Llegado un momento tuvo que decidir entre las mujeres y el vino. El vino resultó más barato.”

Seguir leyendo “Indiferencia como un pecado”

Categories
literatura

Ganchos

Hay quien dice que un cuento debe empezar con una frase contundente, arriesgada, original o sorprendente. Un gancho, un anzuelo, un pequeño tirón para que el lector se sumerja de golpe en la historia.

Reconozco que lo hago a veces. En un cuento corto hay poco sitio para explicaciones y si con diez palabras eres capaz de situar al lector donde quieres, pues mejor. Es como empezar en un clímax, bajar el ritmo y luego desarrollar la historia como toca. Lo malo, que esa frase no resulte tan interesante como creías y que quede como un pegote inicial, desanimando a toda lectura.

El equivalente a esa primera frase en las novelas es la primera página. Si bien creo que la costumbre viene de años de preselección editorial basada en lectura rápida. Pero, ¿se puede hacer lo mismo con una buena primera página que en un cuento? ¿Es posible situar al lector, sumergirlo en el ambiente, la sensación, con una primera página seductora? El que pega primer pega dos veces, supongo. Y un buen principio debería ser por lo menos atractivo, cuidado, original… Como el resto del libro, digo yo.

Categories
libros literatura

El síndrome del Tocho Gordo

En teoría un libro, y cualquier narración, debe alargarse lo justo. Allí hasta donde llegue la historia, allí debe parar el escritor.

Hay obras maravillosas de tres líneas y geniales de mil páginas. Entre lo efímero y lo eterno hay un mundo de clasificaciones para disfrutar. Sin embargo en el mundo de la literatura fantástica existe un cierto síndrome del tocho gordo, donde todo libro debe sobrepasar las doscientas cincuenta páginas, si son más, mejor que si son menos. Y eso es así porque el mercado lo exige, necesita libros gordos, por lo que se ve. A veces parece que las compras se deciden al peso, cuando la calidad de un volumen no tiene nada que ver con lo que ocupa.

Parece que se prefiere lo que te dura a lo que te aporta. Así nos va, dándole al streching como el tito King en sus mejores tiempos.

Categories
literatura

Saber vender

Que quede claro, antes de nada, que no tengo ningún complejo en clasificar mis escritos como ciencia ficción, terror, fantasía oscura o épica bizarra. Son definiciones, más o menos acertadas, como si hablas de comedia madrileña o de la generación x. El problema viene con su mal uso. A ver si me explico.

Todas esas definiciones vienen cargadas de referencias, ideas que, enviadas al grupo de gente que las comparte, encuadran el relato, cuento o novela en un sitio determinado. Cuando esos referentes no se comparten, o son mal interpretados, aparece uno de los problemas, que no el único, a la hora de eliminar los estigmas que sufre la literatura fantástica.

El otro día hablábamos del Slipstream (o metaficción, o transrealismo, o como sea), que suele ser un tipo de literatura fantástica cuyos referentes son ambigüos y poco encuadrables. Slipstream es un termino muy yanki, y casi parece más una calificación para determinar su nivel de ventas que otra cosa. De todas formas sigue siendo literatura fantástica, en tanto en cuanto trate temas irreales, apele a la maravilla, haga ficción especulativa… Aunque en el Qué leer no sepan muy bien dónde ponerlo.

En el mundo literario anglosajón, y posiblemente en el francófono, también existe esa concepción de que la literatura fantástica es de segunda, pero no de cuarta regional, que es lo que pasa por estos lares. Así tienen, a parte de un mercado más grande, más facilidad para acceder a esa categoría slipstream, o de que la ucronía llegue a mainstream en algunos casos.

Al final, no nos engañemos, el que manda es el lector. Y el lector medio español asocia lectura a actividad cultural seria, de ahí su reticencia a una literatura, la fantástica, que cree, en su totalidad, pueril y falta de ideas. ¿Desconocimiento? Si ¿Falta de iniciativa por nuestra parte -escritores y editores- para salir del corralito? Es posible.

Cierto es que las grandes editoriales venden libros de mayor o menor calado fantástico y los venden bien. Siempre y cuando no están cargados de muchos referentes en cf, fantasía épica, terror gore… Para eso siempre es útil una buena solapa explicativa de lo cool, metareferencial (el imaginativo paralelismo social es una de mis frases-solapa favoritas), en definitiva, no-fantástico, no-pueril y no-cf (que nadie mente la bicha)

El homenaje pulp está bien visto, no sé si por ser una cosa muy pop-camp-kitsch. Los autores ya conocidos en el mainstream que deciden escribir una novela fantástica tienen una especie de bula papal para hacerlo, aunque algunos crean descubrir la coca-cola con sus ideas.

También es cierto que sin tener esas referencias se carece del sentimiento barroco que sucede en mucha cf y fantasía actual, la del “tengo que hacer algo que no se haya hecho antes y mucho más mejor ande vamos a parar” que a veces resulta en vueltas de tuerca poco comprensibles.

En la última Hispacón (DH2006) Víctor Conde comentó en una de las mesas redondas, que muchas editoriales sólo valoraban la publicación de un libro si el argumento de dicha novela podía resumirse en una frase atractiva. Por un lado da miedo pensar en eso, pero por otro, si la editorial contempla esos parámetros, es mejor que aquellos que quieran trabajar con editoriales grandes lo tengan en cuenta, hay que venderse, que los relatos resulten atractivos y, aparte de esa”frase concepto”, explicar referencias y teoría literaria. Si quieren caldo, dos tazas, vamos.

Con las editoriales de fantástico resulta es más sencillo acceder a una primera fase: autores y editores manejamos los mismos referentes, lo cual no quita ni un ápice de dificultad a conseguir una obra de calidad y que decidan publicarla. Las dos cosas no siempre van juntas, de todas formas.

Me dejo muchas cosas por decir, me temo. Pero para eso están los comentarios.

Categories
libros literatura terror

La Nueva Carne

cumple 002

La Nueva carne es una serie de artículos sobre una tendencia estética, tanto como narrativa, en la que lo carnal, a un nivel básico, impregna historias, narraciones e imágenes.
Los articulistas son de primer orden y la edición, tan cuidada como siempre en Valdemar, acompaña un buen número de fotografías e ilustraciones.
Como único punto negativo, por decir algo, me pareció la excesiva referencia a Cronenberg en casi todos los artículos. Si bien es cierto que sin él y sin Videodrome no habría nacido la tendencia de la Nueva Carne, en algunos artículos repiten de nuevo lo mismo que en los anteriores, dejando una sensación algo cansina.
De obligada lectura para los aficionados al horror y para aquellos con gustos dispares, amantes de lo bizarro o, simplemente, curiosos poco sensibles.

Categories
libros literatura

Diario – Chuck Palahniuk

diario.jpg

El último libro que he terminado ha sido Diaro, de Palahniuk. Se lee rápido, como casi todo lo suyo, con ese estilo corto y contundente que le gusta usar, y tiene cierta gracia la manera en que está construida (un diario escrito para otra persona), aunque a veces se vuelve ciertamente confuso. Pero ahí está la gracia de Palahniuk, no es un tipo fácil.

En cuanto a de qué va, pues… “Misty Tracy Wilmot empieza a escribir un diario cuando su marido, Peter, entra en coma tras un supuesto intento de suicidio. Misty es una pintora retirada que sueña con volver a crear. Instalada en la turística Waytansea Island, trabaja como criada en un hotel. Pronto sale a la luz que Peter se ha dedicado a pintar extraños mensajes en las paredes de casas que ha remodelado. Los habitantes de las casas, ofendidos, han llevado el caso a los tribunales y Misty ve cómo su aspiración de volver a pintar se desvanece. Pero de repente, como poseída por el espíritu de Maura Kinkaid, una pintora de Waytansea del siglo XIX, Misty empieza a pintar compulsivamente.”

No es lo mejor que he leído de él, pero está bien. Recomendable si te gusta el humor grueso, negro, ácido y cínico que emplea. Éste es un tipo de autor que o te gusta o le odias, no tiene término medio. Así que Diario, que es quizás un relato alargado más que una novela, sirve para tomarle el pulso, si es que no tienes en la pila Fantasmas o El club de la lucha.

Categories
libros literatura

Slipstream o Todos al mismo saco

Tras leer esta entrada en el blog de Arellanos sobre el Slipstream, me reafirmo en que el ser humano necesita ponerle etiquetas a todo en un intento por controlar su mundo.

Pero definamos slipstream: Más o menos cualquier tipo de literatura que traspasa las barreras de lo real, pero que no contiene elementos que le identifiquen en género alguno. También dícese de la literatura que hibrida géneros, la metatextual, y, como colofón, engloba a aquellos escritos que “te hacen sentir raro”

Con dos cojones.

De entrada, creo que las calificaciones por género son útiles para libreros y poco más. Por otro, y ya que se utilizan, el slipstream responde a la necesidad por parte de cierta crítica literaria apolillada que se niega a reconocer los valores literarios de cualquier tipo de literatura fantástica. Entonces se sacan un término de la manga, Slipstream, o como quieran llamarlo en castellano, me da igual, que valida ese libro “raro” que les ha gustado. Al escritor le viene bien ser considerado slipstream ya que así le sacan los libros del “Rincón Oscuro al Fondo a la Derecha al Lado de los Doscientos Ejemplares de Eragon”

Y quieras que no, eso se agradece.

Así que ¿es el camino el Slipstream, el metarealismo, lo conjetural? ¿Habrá que ponerse gafas de pasta al presentar un libro? Porque en castellano todavía no está muy claro lo del Slipstream y simplemente lo aplican a aquellas novelas de corte fantástico que las editoriales quieren vender, nada del new weird americano ni nada de eso. (Como las novelas de Somoza, que dicen que no son de terror o fantásticas… muahahahahhaha)

Al final habrá que hacer como Houllebecq, y dependiendo de quién te entreviste escribes literatura fantástica, transrealismo, slipstream o alta literatura comprometida. Aunque igual primero hay que escribir como él.

Categories
literatura

Seudónimos

Según la RAE, “Nombre utilizado por un artista en sus actividades, en vez del suyo propio.”

¿Trabajar bajo seudónimo es normal y aceptable?

Yo nunca lo he hecho, simplemente porque no he visto la utilidad de usarlo, pero a medida que escribo y cambio de registro, me doy cuenta de que quizás sea necesario en algunos casos. Me encanta escrbir cuentos para niños y relatos de corte sangriento, escribo poesía y lleno páginas con fantasías bizarras. Todo bajo el mismo nombre y, la verdad, empiezo a ver cierto batiburrillo. La idea del seudónimo no me disgusta, sobre todo sin ser necesario un “seudónimo secreto”, no escribo nada de lo que me avergüence (carezco de vergüenza), así que no sé si usar otro nombre para algún tipo de actividad literaria concreta, para no crear confusión.

Pero por otro lado, no sé si sería productivo el diversificar todo el esfuerzo en varios nombres, en varias marcas. Que ya es difícil hacerse un hueco y un nombre (y el mio no está ni en tercera regional) como para liarse más.

Aunque hacer un poco el gamberro a la hora de jugar con el lector es muy atrayente, tanto como inventar libros, referencias, autores… un poco a la manera borgiana de replicar la realidad literaria.

No sé. ¿Opiniones?

Es más, ¿hay alguien ahí? 🙂

Categories
libros literatura monstruos

Trafiquants de Cauchemars

traficantes de pesadillas

Categories
literatura poesía

Vórtice

Nuevo número y época para el e-zine Vórtice en línea.

Los contenidos son de lo mejorcito, con Eduardo Vaquerizo, ganador del Ignotus de novela, Marc Soto, y mucho más, reseñas, crítica, poesía.

Por mi parte, un poema, Poe. El primero de una serie que estoy haciendo sobre los cuentos más famosos de Edgar Allan Poe, el primero de ellos basado en “El corazón delator”

Y de regalo una nueva tira cómica, “Cultistas SA”… bienvenido a la norma ISO del infierno.

Categories
literatura

Documentando

Durante la presentación que hizo Rafa Marín, acompañado de Juanmi Aguilera, de Juglar en Valencia, se habló de la documentación a la hora de escribir. Rafa dijo que en ocasiones casi se había gastado más en libros para escribir un cuento que lo que había sacado de él.

Y es que la documentación es un vicio, sobre todo si lo que estás escribiendo tiene un fuerte trasfondo histórico o mitológico. Es un no parar y, de forma sorprendente, la nueva información suele modificar y trastocar lo que tenías pensado en un principio. O, y eso asusta, aquello que pensabas estar inventándote resulta que es cierto, o que coincide perfectamente con lo que vas encontrando.

Sin embargo, a la hora de escribir un relato la pereza de documentarse aumenta considerablemente, quiero decir, documentarse en profundidad. Para una novela, cuyo proceso es largo, va acompañando el trabajo, pero en un cuento escrito en un par de semanas… come demasiados recursos, por así decirlo. Eso no quita para cumplir los mínimos para cumplir con el realismo y la veracidad. El sentido de la maravilla está bien cuando lo buscas deliberadamente, no cuando es resultado de la perrería.

Lo único positivo es que de todo lo leído, acumulado y descubierto para novelas escritas o por escribir, es que se puede aprovechar ese material para un buen número de cuentos. Aunque siempre se corre el riesgo de “Se me ha ocurrido un cuento con esto…” y dejas aparcada la novela por algo nuevo. Procastinando. Como hago yo ahora con esta entrada.

¿Y vosotros? Los que escribís, ¿cómo os documentáis?¿recicláis la información? Y los lectores, ¿cuánta importancia dáis a ese fondo trabajado? Hay libros que me han hecho buscar sus referencias y fuentes, como el Péndulo de Focault, ejemplar en documentación, pero en algunas narraciones de Borges también se juega con la invención, sin que pase nada. Quizá sea un juego que plantear al lector.

Ahora, a seguir escribiendo.