Maginot – Mañana será tierra

Eloi Puig en La biblioteca del Kraken:

Mañana será Tierra es una mezcla intimista entre la fantasía histórica y el terror sobrenatural. Posee una elevada calidad literaria que se hace evidente en la elegante prosa, hipnótica, en que nos sumerge el autor desde el principio.

Sergio Mars en Rescepto:

En la historia nos encontramos con elementos arquetípicos, de los que destacaría las cavernas como reflejo de la introspección. Ante la carencia de estímulos externos, una gruta potencia el viaje interior, facilita que emerjan los sentimientos más profundamente enterrados, aquellos que el propio sujeto niega. En ese sentido, la experiencia que viven Jaume y sus compañeros, es casi catártica. Dolorosa, sí, pero en cierto sentido necesaria, como drenar un abceso.

En El blog de Ternin:

Mañana será tierra se lee en un suspiro, se disfruta, se paladea con cierto sabor a arena húmeda, a mar cercado y a crustáceos que pululan dentro de la boca (si leéis el libro sabréis de qué os hablo). Un gustazo de final abrupto pero plenamente satisfactorio. Y muy, muy bien escrito, por cierto.

Ignacio Illarregui en C:

Quizás lo que más me ha gustado de Mañana será tierra es cómo presenta el agotamiento y erosión de ideales. El desencanto que se adueñó de los vencidos durante la Guerra Civil, las pérdidas que tuvieron que sobrellevar y cómo el destino les guardaba un golpe todavía más duro: el auge del nazismo y una Guerra Mundial de la que ellos habían vivido un mísero y cruel aperitivo. Esa desesperación, ese cansancio, queda resumido en las últimas 100 páginas gracias a los diversos personajes españoles que comparten destino con Jaume.

Pepa Casino en Trazos en el bloc:

No puedo dejar de recomendaros esta novela, publicada recientemente, del joven autor valenciano Alfredo Álamo. De entrada ya os digo que es de lo bueno que he leído en mucho tiempo, sea del género que sea. Es muy, muy buena: por lenguaje, estructura de las frases, vocabulario, la contención y mesura, el ritmo, como diría, cauteloso pero firme, junto con el retrato de los personajes, la ambientación, la angustia y el terror. Está todo en su lugar, en su punto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *