Libros monstruosos y Media Vaca

crimenesAyer Raquel compró uno de los libros más monstruosos que tengamos en nuestra gruta: Crímenes Ejemplares, de Max Aub, en la maravillosa y sorprendente edición ilustrada de Media Vaca.

Muchas veces, cuando hemos hablado del futuro del libro, nos perdemos con la tinta electrónica, los e-books, la autoedición máquina-kiosko mediante, y sólo nombramos de pasada la idea del libro como objeto, ese libro que da gusto sopesar, acariciar y hasta oler; porque señores y señoras, Crímenes ejemplares es un libro que hasta huele bien, a papel grueso, a tinta fresca, a sueños y a asesinatos.

Que Aub era un monstruo feliz, ya lo sabía, pero en la edición Vaquera han logrado juntar a treinta monstruos más, esta vez ilustradores, para que hicieran del volumen algo ejemplarmente deforme y adorable.

Los “Crímenes ejemplares” son (mini)confesiones de asesinos ayudados con algo de peyote para aclarar sus oscuros y secretos motivos que les llevaron a cometer una o varias muertes. Los ilustradores (Chumy Chumez, Isidro Ferrer, Asun Balzola) reflejan a la perfección ese mundo de trazo grueso y agresivo que se plasma en las líneas de Aub.

crimenes

La verdad es que está escrito para disfrutar, para leer en voz alta y darse cuenta de lo hermoso que puede ser un libro.

Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes miré mi reloj seis veces, descaradamente: no hizo caso. Creo que es un atenuante muy de tenerse en cuenta.”`

Imprescindible. Como la mayor parte del catálogo de Media Vaca, siguen una filosofía propia muy interesante a la hora de publicar y editar. Ha sido la sorpresa del día del libro, un día de monstruos felices.

Leave a Reply

Your email address will not be published.