Pequeña Nueva Inglaterra con Ediciones del Cruciforme

Pequeña Nueva Inglaterra

La playa de Innsmouth un verano cualquiera

Ahora que Lovecraft está de moda para muchos, aunque en el fondo de mi cabeza lleva dando patadas para liberarse desde que tengo 14 años, no podía dejar pasar la oportunidad de escribir unos cuantos microcuentos dedicados al maestro de lo ignoto, el gurú de lo incognoscible y el campeón de la neurosis. Pequeña Nueva Inglaterra es un diminuto compendio en el que trato de dar un escueto repaso tanto a la vida de Howard Philips como a dos elementos clave en su obra: los pueblos de Nueva Inglaterra, sus mansiones y tradiciones oscuras, así como sus monstruos decadentes, incluyendo a los dioses primigenios.

El resultado es un pequeño tomo que Santiago Eximeno ha publicado en su excelente y minúscula editorial, bajo un curioso sistema: la edición está limitada a 111 ejemplares electrónicos a un precio más que redondo: 0.89 euros. Una vez se vendan todos los ejemplares, la obra pasará a ser CC y de descarga gratuita. Así que ya sabéis, no es que os lo vayáis a pasar bien con estos cuentos, es que le hacéis un favor a todos aquellos que leerán la antología cuando sea libre.

En un local de Nueva York, donde solo se puede entrar a través de la más selecta invitación, las élites decadentes disfrutan de un sushi delicioso y exótico de poderes afrodisíacos. En el almacén, tras la cocina, los profundos, seriamente mutilados, gorjean mientras esperan al hombre de los cuchillos.

Más información en PEQUEÑA NUEVA INGLATERRA.

This entry was posted in cuento, minicuento, terror and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *