Minotauro

Pues sí, ya han dado el minotauro. Clara Tahoces gana con “Góthika”.(Eeeh, parece que va de vampiros. Interesados, leer el especial “Vampiros” de la revista Más Allá que publicó Tahoces (redactora jefe) el año pasado)

A ver si los de Minotauro se dejan la pasta promocionando “terror” y nos hacen algo de trabajo, que últimamente estamos mu necesitados. Y si hay que ponerse femeninos, pues nada, ya me veo escribiendo “La flor de mi profundo”, “Leyendas de necropasión”, “Psycho-sleepers in Seattle”, “Thelma & Cthulhu” o “Trífidos verdes fritos”

Iä!! Towanda!!

21 Comments

  1. La verdad es que el libro no ha generado mucho interés en el mundillo y el premio parece que no acaba de generar la expectación que se esperaba de él. Hasta que lo gane yo, claro 😛

  2. A mí lo que me parece es que el premio no acaba aún de encontrar una línea que le convierta en una verdadera referencia para los lectores de este tipo de literaturas (y ojo, que digo ‘lectores’, no ‘aficionados’). De promoción andan flojillos, ya que estamos.

    Y bueno, no ha generado interés en el mundillo porque no es “una de los nuestros”. Se lo dan a Joana Pol y no veas la que se arma…

  3. Bueno, Clara Tahoces tiene libros que llegan a la sexta edición, aunque no conozco sus tiradas; eso es más que ninguno de los que han premiado antes en el Minotauro.
    Y lo de la línea, es que lo tienen complicado. La literatura fantástica tiene demasiadas familias a las que atender. Tres premios de 6.000 euritos, uno a fantasía, otro a CF y otro a Terror les darían mayor faciliad a la hora de encontrar continuidad. Pero es posible que tuvieran menor impacto mediático. Ellos sabrán mejor que yo lo que hacen, por supuesto.

  4. El género no es el problema, el problema es que no tienes concurriendo al premio a un José María Merino o un Sánchez-Piñol por poner dos ejemplos que venderían y harían libros estupendos (truquito por el que el Planeta sigue siendo tan tenido en cuenta, aunque luego le llamen de todo).

    Y como viene siendo habitual, si hacemos caso a la promoción parece que se apuesta más por explotar fórmulas que por explotar posibilidades literarias. A este paso se van a cargar lo mejor que tiene la literatura fantástica, que son las ganas de hacer cosas originales y diferentes con cada historia. Todo van a ser refritos de Harry Potter, fantasía histórica y partidas de rol gótikas. Como si no hubieran plagiado lo bastante ya a Gaiman…

  5. Lo del género era si querían vender de cara al aficionado y al lector más dispuesto. Si deciden abrirse más tendrán que prometer tiradas muy amplias y promociones a lo grande. Lo cual no está demostrado que les vaya a funcionar. No es fácil la cosa.

  6. A mí me da la impresión en general, y lo he dicho un huevo de veces, de que dentro de las editoriales que se dedican exclusivamente al fantástico hay una tendencia a contar demasiado con el público colchón del fándom y no ver más allá. A lo mejor no es el caso de Minotauro, pero leer a autores o editores decir que el número de lectores de cifi en España no llega a los 5.000 es inquietante. También es verdad que a los escritores de estas cosas les oyes más quejarse de lo poco (y mal) que les leen a ellos y al géenro que reflexionar sobre el sentido de lo que escriben. Eso como promoción tampoco es muy bueno…

  7. Publicar para el fandom es una opción válida. Lleva sus riesgos, el fandom resulta a veces un tanto incomprensible en sus decisiones, pero te asegura unas ventas. De todas formas, los libros se venden en las librerías. Así que influyen factores externos, distribuidoras, lugares de exposición, además de los propios del libro, que a veces imposibilitan la compra por parte del lector ocasional.
    Como ejemplo, pues el de “El señor Norell…” que lo vendían en novedades generales y no en el rinconcito fantástico. ¿Razón? Pues eso.

  8. Es que no tiene que haber ninguna razón. Salamandra nunca ha vendido de cara al fándom y con Harry Potter en catálogo desde luego que no lo necesita: se puede permitir invertir en promoción y plantarlo en la mesa de novedades, en los suplementos, etc, etc. También han hecho algo bien: no confundir “lector de fantástico” con “fándom”. Da miedo pensar qué podrían haber hecho con “Canción de Hielo y Fuego”.

  9. ¿Es una pregunta retórica? No es siempre una cuestión de pelas. Para mí el Minotauro arrancó con dos libros que, por decirlo educadamente, no me parecieron lo mejor de la producción de sus respectivos autores y me decepcionaron lo bastante como para no considerar el premio en plan referencia de “wow, a ver qué tal el próximo”. Eso, por muy subjetivo que resulte, también es un factor cuando tu bolsillo tiene liquidez limitada y hay miles de libros por leer. Vamos, que a lo mejor lo que se queda a medio camino no es la editorial…

  10. Hombre, suponiendo que el libro premiado tenga cierta calidad, o al menos capacidad para atraer a lectores de fantástico y a un buen puñado de ocasionales. En teoría buscan ser la referencia, aunque me da a mi que no lo han conseguido (todavía, lo siguen intentando). Yo creo que todo tiene que ir de la mano, calidad, tirada y promoción. Y por ahora el premio es posible que se haya quedado a medias en todo.

  11. En tnçúmero de pa´gians también: los tochos al uso tienen como 300 más de las del Minotauro… A mí lo único que me preocupa en el fondo de los premios es que afecten a los demás autores. Que todo el mundo se pusiera de golpe a escribir las novelas de vampiros goth, de fantasía épica en bable o de thrillers japogaimavaticanos… Menudo rollazo. Pero no parece que vaya a pasar.

  12. Sí, tienes razón. La cuestión es dónde se generan esas las nuevas tendencias. Si el premio de novela más importante del género en España no apuesta por obras innovadoras, es revelador…

  13. Y toda esta polémica (no hablo sólo de este blog), sin que nadie se haya leído la novela de marras.

    A lo mejor ha ganado porque era la mejor de las novelas finalistas. Tiene menos glamour como explicación, pero a lo mejor hasta es lo que ha pasado. La autora tiene tablas, eso es innegable.

    Con la tontería del runrún negativo que está generando Gothika, me encuentro con que soy capaz de leerme algo que a priori no me interesaba lo más mínimo: una de vampiros en el ambiente del gotiqueo madrileño… y encima me está cayendo bien sin haberla leído. Hay que ver…

    Supongo que todo se debe a que Clara Tahoces no es “uno de los nuestros”. Si alguien del fandom hubiera ganado este Minotauro con una novela con la misma premisa, todavía le estarían llegando sms de felicitación y todos daríamos botes de alegría.

    Pero ya digo: son apriorismos. El asunto es que me han entrado ganas de leerla. A mí. Una novela de vampiros en discotecas góticas. Y eso no os lo perdono, no señores. 😛

  14. Lo cual me lleva a otra cuestión, la de no poder hablar de los premios. Joer ni que fueran sagrados, como si por hablar de ellos se marchitaran. Comparado con el Planeta, el minotauro sólo recibe flores y hierbabuena 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *