¡Está vivo! ¡Vivo!

Pues sí, después de dos semanas encadenado al teclado y alimentándome por sonda, he vuelto. Con un libro terminado bajo el brazo, oigan. El primero.

Ahora unos días de limpieza mental y a por otro. Seguiremos informando.

Leave a Reply

Your email address will not be published.