Categories
literatura

Seudónimos

Según la RAE, “Nombre utilizado por un artista en sus actividades, en vez del suyo propio.”

¿Trabajar bajo seudónimo es normal y aceptable?

Yo nunca lo he hecho, simplemente porque no he visto la utilidad de usarlo, pero a medida que escribo y cambio de registro, me doy cuenta de que quizás sea necesario en algunos casos. Me encanta escrbir cuentos para niños y relatos de corte sangriento, escribo poesía y lleno páginas con fantasías bizarras. Todo bajo el mismo nombre y, la verdad, empiezo a ver cierto batiburrillo. La idea del seudónimo no me disgusta, sobre todo sin ser necesario un “seudónimo secreto”, no escribo nada de lo que me avergüence (carezco de vergüenza), así que no sé si usar otro nombre para algún tipo de actividad literaria concreta, para no crear confusión.

Pero por otro lado, no sé si sería productivo el diversificar todo el esfuerzo en varios nombres, en varias marcas. Que ya es difícil hacerse un hueco y un nombre (y el mio no está ni en tercera regional) como para liarse más.

Aunque hacer un poco el gamberro a la hora de jugar con el lector es muy atrayente, tanto como inventar libros, referencias, autores… un poco a la manera borgiana de replicar la realidad literaria.

No sé. ¿Opiniones?

Es más, ¿hay alguien ahí? 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.