Cosas chorras del mundo editorial

Vaya, leo en ELPAIS esta noticia.

Resulta que un tal Lassman decide enviar 18 textos de “Orgullo y prejuicio” (cambiándole el nombre) a otras tantas editoriales para ver qué pasa. Y va y resulta que desestiman el texto por “poco interesante” (bueno, excepto una que le dice que eso que le ha mandado le suena mucho a Orgullo y prejuicio. Será la buena educación británica)

No sé qué es peor, que las editoriales por norma no se lean los originales y contesten con cartas tipo o que en realidad no supieran reconocer la obra de Jane Austen. Lo cierto es que como experimento deja mucho que desear y queda un poco tonto.

Entre esta noticia y la de Sebastian y el cetro… se nota que en ELPAIS sufren cuando llega el verano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.