Tormenta. La guerra de los hambrientos 1

Es toda una alegría poder anunciaros el lanzamiento de mi próximo libro, Tormenta, en la editorial Kelonia. Se trata de una novela que bordea el Young Adult y es perfectamente disfrutable por cualquiera que busque una historia de aventuras. La ambientación es de fantasía urbana y se desarrolla en Valencia y Barcelona.

La portada es un trabajazo de Daniel Zafra y creo que refleja bastante bien el aspecto de los personajes, alejados de la perfección que parece ser norma en muchos títulos parecidos.

Tormenta
Tormenta

 

Los hambrientos han comenzado su cacería, necesitan llenar el vacío que les consume el alma y las tripas. Diana sabe bien lo peligrosos que son y que no irían detrás de Ángel si no fuera por alguna razón muy especial; pero, según las leyes del Concilio, no puede ayudarle… aunque ella nunca ha sido muy buena siguiendo las normas.

¿Tendrá algo que ver con los grafitis que Ángel pinta a escondidas y que firma con sangre? ¿O será por alguna de las obras de arte que ha vendido en secreto por eBay? Ni siquiera Toni, su mejor amigo, conoce la verdad.

También tenemos logo para la serie. Me encanta. Estoy muy contento con este diseño que puede funcionar muy, pero que muy bien.

tormenta_bn

Tormenta es el primero de los libros de La Guerra de los Hambrientos, una historia que espero guste y que me deje desarrollar la serie de historias que tengo en mente. Las primeras reseñas han sido muy positivas, así que soy optimista al respecto.

La novela sale a la venta el 10 de marzo, pero ya se puede encargar la preventa en la web de Kelonia. Si reservas ahora te envían el libro gratis y regalan un marcapáginas metálico precioso.

Más información: Kelonia

Mañana será tierra

Mañana será tierra es el título que finalmente se ha quedado un libro que muchos de vosotros, a los que suelo molestar, conocéis como Maginot. Ahora, que ya podéis encontrarlo a la venta, me gustaría hablar un poco de la historia, de cómo surgió.

Creo que fue hace casi seis años cuando me puse a escribir por primera vez Mañana será tierra. Las primeras pruebas fueron en valenciano, no recuerdo bien si había algún tipo de concurso, pero pasé pronto al castellano; estaba escribiendo dos o tres cosas más y el cambiar de un idioma a otro me dejaba un poco descolocado delante del teclado.

Siempre he sentido una fascinación por túneles y catacumbas. Ese otro libro, eterno, inagotable, inacabable que nunca termino, Memento Mori, es buena prueba de ello. Tengo un buen montón de cuentos ambientados en lugares oscuros, cerrados y subterráneos. La Línea Maginot, parte fundamental del libro, era parte de esos lugares abandonados y misteriosos que tanto me interesaban, sobre todo desde que vi un par de documentales sobre la zona y empecé a explorar en sitios web de catafilia dedicados a estas fortificaciones. Cuando comencé a documentarme más a fondo sobre la Línea conseguí planos, especificaciones, fotos, testimonios… la verdad es que hay hasta un par de visitas virtuales por puestos rehabilitados.

Tenía claro el escenario final, los túneles, la soledad, el aislamiento, el telón de fondo de la guerra… crear un personaje en España y que llegara hasta allí fue más fácil de lo que creía. A base de investigar sobre refugiados en los campos franceses de “refugiados” -hay muy poca documentación para lo que debería- encontré numerosos testimonios que me permitían suponer de una manera realista el paso de un campo a un lugar de trabajo forzado, y quizá hasta una huida no demasiado complicada, si hubiera sido necesario. Lo curioso es que, tras terminar el libro, he hablado con gente cuyos familiares pasaron por un camino parecido al del protagonista de Mañana…

Recapitulo un poco. Tenía un buen escenario, abundante documentación, una línea argumental pensada… pero pocas veces me ha costado tanto encontrar la manera de contar una historia. No recuerdo cuántas veces borré lo que tenía escrito y volví a comenzar. Sé que en una de las veces llevaba más de la mitad de la novela escrita y que Raquel casi me golpea con el teclado. Gajes del escritor, supongo.

Costó, sí, pero creo que el resultado final vale la pena. Aunque luego diera vueltas sin pena ni gloria por editoriales, aunque quedara segundo en el Maracena de Terror -que no ganó por no ser “de terror”- y que por último haya aparecido casi con cesárea. Es lo mejor que he escrito hasta ahora y en él vuelco muchos de mis miedos, que no son más que preguntas sin respuesta, esas que todos tenemos y que ni siquiera queremos formular por miedo a que lo único que quede en el aire sea el hueco eco de nuestra propia voz.

Mañana será tierra. Viaje a Bizancio. 2011. Si lo veis abandonado en una librería, adoptadlo. Ocupa poco espacio en la biblioteca, pero es más grande por dentro.

Kobold busca venganza

KoboldKobold nació en Granada, entre amigos, disfrutando de unas cervezas y unos días felices, de esos que de vez en cuando uno recuerda con una sonrisa en los labios. Buenos tiempos. Kobold fue un desafío, una manera de buscar las cosquillas al género fantástico, de recuperar las historias de aventuras sin necesidad de plegarse a las limitaciones juveniles que, importadas desde el otro lado del charco, acaparan muchas de las historias que, en teoría, van dedicadas a un público adulto.

Muchos amigos y lectores se han sorprendido al ver que mi primera novela publicada es de fantasía épica en lugar de terror o ciencia ficción. Es cierto que apenas he escrito cuentos de fantasía, aunque La dama de las fresas -publicado en Rescepto y en la francesa Lunatique- es uno de mis relatos favoritos, y que me he dedicado sobre todo al terror en los últimos años. Lo cierto es que siempre he leído fantasía, desde que era un enano con la Dragonlance, el Señor de los Anillos, etc, hasta que descubrí más adelante a Howard, a Leiber o a Moorcock. Kobold bebe más de estos últimos que de los primeros, además de otros clásicos de la aventura como Salgari. Así que supongo que Kobold siempre había estado ahí, esperando ver la luz.

Lo cierto es que empecé con la intención de retorcer cada cliché que pudiera encontrar, no sabía si iba a poder armar una historia como toca y que se convirtiera en novela. Pero con cada capítulo en marcha, más me gustaba el resultado, no, mejor me lo pasaba escribiendo. Ahí vino también el apoyo de Víctor y Gabriella, el equipo Parnaso, y también de Sergio Mars que tuvo el valor de seguir la venganza koboldita prácticamente en directo. Hay pocas historias que me han divertido más al escribirlas que esta novela, y creo que se nota, que esa diversión ha calado en el texto.

Lo que está claro es que Kobold es una novela de aventuras. Carece de intenciones moralizantes, presunciones místicas, mensajes ocultos o filosofía vital. Es una historia para disfrutar, para imaginar, incluso para provocar. Es mi primera novela terminada, a la espera tengo otra de futuro incierto, y pasó un largo camino hasta que la gente de Torre de Marfil decidió darle una oportunidad. El libro ha quedado precioso a nivel formal, el ebook también ha tenido su mimo, y creo que gustará sin problemas a cualquiera en busca de aventuras y que disfrute con el sentido de la maravilla.

Poco más puedo decir, estoy muy contento. Pronto espero escuchar vuestras voces clamando ¡Venganza!

Ficha de la editorial: Kobold, El señor de las cadenas

El necrófago galante y otros poemas de amor

El necrófago galante y otros poemas de amorA veces, hasta los monstruos nos ponemos sensibles.

Suele pasar cuando se nos atraganta algún huesecillo de las manos o los pies y nos produce cierta angustia hasta que logramos pasar el mal rato. Además, pocos se dignan a darnos una palmadita en la espalda peluda; después de todo seguimos siendo monstruos a mitad de una comida.

Los mecanismos que nos llevan a escribir poesía son extraños y diferentes para cada monstruo. En mi caso, para que negarlo, los escribo con prisas y los vomito como bolas de pelo sobre el papel. En El necrófago galante y otros poemas de amor he intentado captar ese amor monstruoso, esa vida en común con los pequeños salvajes que habitan mi vecindario y que salen a cazar con los duendes cada año. El resultado ha sido, cuanto menos, curioso.

Para todas aquellas almas sensibles que me lean y que estén por Madrid el día 15 de enero de 2011, la gente de 23 escalones y su seguro servidor -más un montón de monstruos hermanos encabezados por mi gemelo Santiago Eximeno-, presentaremos a las 12:30 el poemario en la librería Estudio en Escarlata.





Recuerdo contarte cuentos en la cama,

convertirme en vampiro,

en necrófago,

en corazón delator,

mientras tu sonrisa se marchitaba

lejana a palabras,

monstruos o finales.

Cerraba el libro en silencio

bajo la luz amortajada

y dejaba pasar las horas escondido,

esperando el momento perfecto

para morderte los pies,

despertarte como un duende,

despedirme

y no volver jamás.

Por ahora, poco más. En breve, sin embargo, mucho. Hasta pronto, mis monstruos.

Presentación y Bookteaser de Lunarias

LunariasYa tenemos fecha para la presentación, el 30 de Abril en el Bruixes i Fades, un bar-ludoteca que todos en Valencia deberíais conocer. El local está en la calle Rubén Darío 18, zona Xuquer, enfrente de la mezquita. A partir de las 20 horas y hasta que el cuerpo aguante estaremos allí para lo que el público guste.

Otra cosita: Aquí os dejo un minitrailer -un bookteaser- de apenas 30 segundos para Lunarias.