libros

Es hermoso. Nadie lo va a publicar

Así me contestaba Santi Eximeno tras leer la primera escritura de El detective que tenía mariposas en el estómago. La verdad es que yo estaba convencido de que no lo iba a publicar nadie, pero lo de hermoso fue un detalle muy majo por parte de Santi.

Lo cierto es que El detective… es una construcción por capas. A lo largo de los últimos años he ido recopilando ideas para cuentos que me interesaban, pero que luego, al ponerlos en caliente, se quedaban siempre cojos. Eran historias interesantes, pero demasiado locas o cortas o absurdas como para funcionar por sí solas. Así que un día decidí construir un contenedor bien grande donde contar todas esas paranoias que me habían fascinado.

Eso es, en el fondo, El detective que tenía mariposas en el estómago. Una mezcla de historias que nadie iba a leer con una dosis de colmillo venenoso que no he podido evitar introducir en la narración. Literatura juvenil, nueva poesía, libros de autoayuda… todo parecía ir encajando a medida que se desarrollaba la trama principal.

El resultado es una novela que salta de lo detectivesco a la sátira, de la tragedia griega a la literatura del yo; de la poesía a la autoayuda, de la LIJ al gore más loco. Está claro que para publicar algo así hace falta un editor con una visión especial, o una ceguera particular, así que cuando la gente de Orciny Press dio el visto bueno a El detective… todo se volvió una locura.

Hay un millón de anécdotas que contar de este libro, pero me las guardo para las presentaciones. Nos vemos firmando libros. O si sois unos vagos y lo preferís comprar online, aquí os dejo el enlace: El detective que tenía mariposas en el estómago.

Tormenta. La guerra de los hambrientos 1

Es toda una alegría poder anunciaros el lanzamiento de mi próximo libro, Tormenta, en la editorial Kelonia. Se trata de una novela que bordea el Young Adult y es perfectamente disfrutable por cualquiera que busque una historia de aventuras. La ambientación es de fantasía urbana y se desarrolla en Valencia y Barcelona.

La portada es un trabajazo de Daniel Zafra y creo que refleja bastante bien el aspecto de los personajes, alejados de la perfección que parece ser norma en muchos títulos parecidos.

Tormenta

Tormenta

 

Los hambrientos han comenzado su cacería, necesitan llenar el vacío que les consume el alma y las tripas. Diana sabe bien lo peligrosos que son y que no irían detrás de Ángel si no fuera por alguna razón muy especial; pero, según las leyes del Concilio, no puede ayudarle… aunque ella nunca ha sido muy buena siguiendo las normas.

¿Tendrá algo que ver con los grafitis que Ángel pinta a escondidas y que firma con sangre? ¿O será por alguna de las obras de arte que ha vendido en secreto por eBay? Ni siquiera Toni, su mejor amigo, conoce la verdad.

También tenemos logo para la serie. Me encanta. Estoy muy contento con este diseño que puede funcionar muy, pero que muy bien.

tormenta_bn

Tormenta es el primero de los libros de La Guerra de los Hambrientos, una historia que espero guste y que me deje desarrollar la serie de historias que tengo en mente. Las primeras reseñas han sido muy positivas, así que soy optimista al respecto.

La novela sale a la venta el 10 de marzo, pero ya se puede encargar la preventa en la web de Kelonia. Si reservas ahora te envían el libro gratis y regalan un marcapáginas metálico precioso.

Más información: Kelonia

Mañana será tierra

Mañana será tierra es el título que finalmente se ha quedado un libro que muchos de vosotros, a los que suelo molestar, conocéis como Maginot. Ahora, que ya podéis encontrarlo a la venta, me gustaría hablar un poco de la historia, de cómo surgió.

Creo que fue hace casi seis años cuando me puse a escribir por primera vez Mañana será tierra. Las primeras pruebas fueron en valenciano, no recuerdo bien si había algún tipo de concurso, pero pasé pronto al castellano; estaba escribiendo dos o tres cosas más y el cambiar de un idioma a otro me dejaba un poco descolocado delante del teclado.

Siempre he sentido una fascinación por túneles y catacumbas. Ese otro libro, eterno, inagotable, inacabable que nunca termino, Memento Mori, es buena prueba de ello. Tengo un buen montón de cuentos ambientados en lugares oscuros, cerrados y subterráneos. La Línea Maginot, parte fundamental del libro, era parte de esos lugares abandonados y misteriosos que tanto me interesaban, sobre todo desde que vi un par de documentales sobre la zona y empecé a explorar en sitios web de catafilia dedicados a estas fortificaciones. Cuando comencé a documentarme más a fondo sobre la Línea conseguí planos, especificaciones, fotos, testimonios… la verdad es que hay hasta un par de visitas virtuales por puestos rehabilitados.

Tenía claro el escenario final, los túneles, la soledad, el aislamiento, el telón de fondo de la guerra… crear un personaje en España y que llegara hasta allí fue más fácil de lo que creía. A base de investigar sobre refugiados en los campos franceses de “refugiados” -hay muy poca documentación para lo que debería- encontré numerosos testimonios que me permitían suponer de una manera realista el paso de un campo a un lugar de trabajo forzado, y quizá hasta una huida no demasiado complicada, si hubiera sido necesario. Lo curioso es que, tras terminar el libro, he hablado con gente cuyos familiares pasaron por un camino parecido al del protagonista de Mañana…

Recapitulo un poco. Tenía un buen escenario, abundante documentación, una línea argumental pensada… pero pocas veces me ha costado tanto encontrar la manera de contar una historia. No recuerdo cuántas veces borré lo que tenía escrito y volví a comenzar. Sé que en una de las veces llevaba más de la mitad de la novela escrita y que Raquel casi me golpea con el teclado. Gajes del escritor, supongo.

Costó, sí, pero creo que el resultado final vale la pena. Aunque luego diera vueltas sin pena ni gloria por editoriales, aunque quedara segundo en el Maracena de Terror -que no ganó por no ser “de terror”- y que por último haya aparecido casi con cesárea. Es lo mejor que he escrito hasta ahora y en él vuelco muchos de mis miedos, que no son más que preguntas sin respuesta, esas que todos tenemos y que ni siquiera queremos formular por miedo a que lo único que quede en el aire sea el hueco eco de nuestra propia voz.

Mañana será tierra. Viaje a Bizancio. 2011. Si lo veis abandonado en una librería, adoptadlo. Ocupa poco espacio en la biblioteca, pero es más grande por dentro.

El necrófago galante y otros poemas de amor

El necrófago galante y otros poemas de amorA veces, hasta los monstruos nos ponemos sensibles.

Suele pasar cuando se nos atraganta algún huesecillo de las manos o los pies y nos produce cierta angustia hasta que logramos pasar el mal rato. Además, pocos se dignan a darnos una palmadita en la espalda peluda; después de todo seguimos siendo monstruos a mitad de una comida.

Los mecanismos que nos llevan a escribir poesía son extraños y diferentes para cada monstruo. En mi caso, para que negarlo, los escribo con prisas y los vomito como bolas de pelo sobre el papel. En El necrófago galante y otros poemas de amor he intentado captar ese amor monstruoso, esa vida en común con los pequeños salvajes que habitan mi vecindario y que salen a cazar con los duendes cada año. El resultado ha sido, cuanto menos, curioso.

Para todas aquellas almas sensibles que me lean y que estén por Madrid el día 15 de enero de 2011, la gente de 23 escalones y su seguro servidor -más un montón de monstruos hermanos encabezados por mi gemelo Santiago Eximeno-, presentaremos a las 12:30 el poemario en la librería Estudio en Escarlata.





Recuerdo contarte cuentos en la cama,

convertirme en vampiro,

en necrófago,

en corazón delator,

mientras tu sonrisa se marchitaba

lejana a palabras,

monstruos o finales.

Cerraba el libro en silencio

bajo la luz amortajada

y dejaba pasar las horas escondido,

esperando el momento perfecto

para morderte los pies,

despertarte como un duende,

despedirme

y no volver jamás.

Por ahora, poco más. En breve, sin embargo, mucho. Hasta pronto, mis monstruos.

Presentación y Bookteaser de Lunarias

LunariasYa tenemos fecha para la presentación, el 30 de Abril en el Bruixes i Fades, un bar-ludoteca que todos en Valencia deberíais conocer. El local está en la calle Rubén Darío 18, zona Xuquer, enfrente de la mezquita. A partir de las 20 horas y hasta que el cuerpo aguante estaremos allí para lo que el público guste.

Otra cosita: Aquí os dejo un minitrailer -un bookteaser- de apenas 30 segundos para Lunarias.

Lunarias en Viaje a Bizancio

¡Extra, Extra! ¡True Story!

En las próximas semanas se pondrá a la venta mi primera antologia en castellano de minicuentos y microrrelatos, Lunarias, gracias a la confianza de Viaje a Bizancio Ediciones.

Más de cien nanorrelatos llenos de oscuridad y risas que saldrán en una edición bonita-bonita. La primera tanda, con reserva, será un poco más vistosa que la que luego se podrá comprar vía Print-On-Demand, es decir, desde la web de la editorial se encarga el libro y os lo mandan a casa sin gastos de envío.

Dentro de poco iré poniendo más información y datos sobre cómo y cuándo haceros con la edición limitada firmada por un servidor de ustedes. También podéis seguir el blog que hemos abierto en Lunarias.

¡Nos vemos!

Algunas perlas

Y es que al tener que repasar toda la actualidad literaria día tras día, te encuentras verdaderas perlas de boca de escritores. Entre ellas, y esto incluye a la gente de márketing de Suma, está Stephanie Meyer -o Stephenie, que alguien lo aclare- que nos dice que su nueva novela -The Host -La invitada- es Ciencia Ficción para los que no leen Ciencia Ficción.
Las implicaciones sobre lo que suelta la señorita Meyer son tantas que darían para mucho. Lo inmediato: Que la señorita Meyer no ha leído ciencia ficción en su vida y se cree que está inventando la coca-cola.
Por otro lado en Suma hablan de “el primer triángulo amoroso con sólo dos cuerpos”. Ey, la frase es tan resultona como ignorante. Pero bueno, es lo que hay. Seguiremos desgranando perlas más adelante.

El teatro secreto – Víctor Conde

Acabo de terminar El teatro secreto, la última novela de Víctor Conde y editada por Parnaso/Vórtice, que compré en la Asturcon. No suelo hablar mucho de libros nacionales, pero como es veranito y nadie nos escucha, vamos a comentar un par de cosillas, sobre todo, que nadie piense mal, porque el libro me ha gustado bastante.

El teatro secreto es un libro de fantasía onírica, según Conde, y tiene razón. Aunque bordea lo oscuro y lo terrorífico, esto siempre se nos plantea desde una perspectiva maravillosa, a lo que ayuda el cuidad estilo que aplica en todo momento. Por un lado es bueno, si es que entras al juego que te plantea, pero por otro quizás quede falto de puro terror. (Eso, como todo aquí, es una percepción puramente personal: me encanta el horror salvaje, así que por pedir que no quede).

El libro es divertido, rápido, ágil, de personajes con los que es fácil encariñarse. La trama es original y presenta un mundo extenso y curioso, hijo de un Londres monstruoso y encantador. Mucha gente me ha señalado que es muy Gaiman… es difícil no entrar a escribir en un Londres dentro del espejo y no parecerse a Neverwhere, pero creo que no es el caso. En realidad, el referente más claro para esta novela de Conde sería Sortilegio, de Clive Barker, que trata temas parecidos aunque Clive resulta mucho más siniestro. (Barker siempre es más siniestro que cualquiera, la verdad)

Uno de los grandes divertimentos en este libro es el de las localizaciones en las que se desarrolla la acción, lugares imposibles que son reales en en Londres actual. Y lo sé porque he estado al menos en dos, el parque lleno de niños repleto de lápidas y en el puente de Jack. Aunque en Londres es fácil girar una esquina y encontrar todo un submundo truculento.

En resumen, libro altamente recomendable, de edición inmaculada, con multitud de puntos minifrikis (o guiños al lector de género, como prefieran) y cuyo único fallo es el de dejar al lector con ganas de más desarrollo, más aventuras, más mundo. Se hace verdaderamente corto y es una lástima que el juego termine cuando se empieza a comprender ese intrincado mundo creado como una pieza de relojería.

Así que la recomendación es: ¡Comprad malditos, comprad!

Semana Negra – Asturcon

Otro año más que pasamos por la Semana Negra-Asturcon, otro año para disfrutar de libros, churros, sidrinas -o como sea llamada en cada valle-, fabada, aflingen, charlas, tertulias, confesiones, cansancio, arena y bailes. Como siempre, he vuelto con ganas de más -sobre todo de alguna comida en la Iglesiona-, con ansia por retomar proyectos y cuentos. ¿Cuánto me va a durar la sinergia? No lo sé. Espero que dure, por lo menos, hasta final de Septiembre, cuando más, hasta el año que viene.

Pd. Un abrazo a todos aquellos de quien no pudiera despedirme en persona. A veces no queda tiempo para nadie, incluso para uno mismo.

Pdd. Tengo el Ipod más friki del mundo. Chinchad y rabiad.

Pratchett tiene alzheimer

O al menos una forma rara de la enfermedad. Cortipego de discworldnews:

Folks,

I would have liked to keep this one quiet for a little while, but because of upcoming conventions and of course the need to keep my publishers informed, it seems to me unfair to withhold the news.  I have been diagnosed with a very rare form of early
onset Alzheimer’s, which lay behind this year’s phantom “stroke”.

Es una lástima, la verdad. Aunque dice que le queda mucho por delante y que habrá más libros… no deja de ser algo descorazonador.

Amazon – Lector digital y servicio

amazonkindle.jpgDentro el montón de iniciativas que se veían venir dentro del muno del e-book, Amazon decide lanzarse primero con un cacharrito propio y un servicio de descargas. El cacharro en cuestión – Kindle- funciona con tinta electrónica, tiene una autonomía de 30 horas y permite almacenar 200 libros. Tiene una conectividiad inalámbrica -no wifi, es un servicio de banda ancha telefónica de EEUU que habrá que pagar aparte- y permitirá revisar el correo electrónico.

 

Lo quieren vender como el equivalente al Ipod en el mundo del libro, pero, tras analizarlo un poquito, me parece que están lejos, muy lejos todavía. ¿Razones?

 

El Kindle es grande. Tiene una pantalla para leer cómodamente adornada de un teclado (WTF?) y un marquito blanco… Vamos, primera norma de “hacer productos como el Ipod”: El diseño es más importante que la funcionalidad. Y el Kindle es feo y grande. Así de claro. Lo que nos lleva a:

 

El precio: 272 Eurazos. La verdad es que el precio de los lectores de libros es su principal escollo. ¿Llevarías algo de ese tamaño, que no aguantaría dos golpes, para leer por las mañanas en el metro? Yo no lo haría, la verdad. Los libros tienen una ventaja que casi nadie comenta, nada que ver con el olor de las páginas o su tacto característico, y es que se pueden caer al suelo, mojar, servir como arma arrojadiza y hasta para corregir la cojera de una mesa sin que les pase mucho. Trastear con un cacharro grande de 272 euros es algo que no está al alcance de todos. Y, en serio, si estás en casita, ¿qué más te da coger un libro? ¿El precio del e-book? Pues…

 

Cada E-book sale a 9,99 dólares. Toma ya. Más caro que los paperbacks, eso sí es visión de futuro. Eliminas a las distribuidoras y reduces a casi cero los costes de producción y ¡toma ya! más caro. Y además, siguiendo la estela del ejemplar sistema de video bajo demanda que Amazon se ha comido con patatas, el Kindle funciona con DRM… así que me lanzo y auguro una efímera existencia de este sistema a menos que cambien precios, diseño y DRM. Que por esos 272 euros hay unas PDAs que leen cualquier cosa, tienen Wifi, leen MP3, y hacen muchas más cosas. Y, por si fuera poco, te caben en el bolsillo.

Finito

Se acabó. Terminé. Finito. The end. Punto final. La dama gorda cantó la canción.

magi.jpg

Quiero dar las gracias a Depeche Mode, Nick Cave, VAST, PRONG, Editors,  Radiohead, Siouxie, Tom Waits, Muse, Amon Tobin, Interpol… y a un motón de grupos que los señores de LASTFM han tenido a bien en ofrecerme. Ahora me queda la revisión. Dura y temida, pero deseada revisión.

No podéis verme. Pero estoy bailando. Si llevo la ropa puesta o no es una pregunta que dejo en el aire.

Google Books – Print on Demand

Leo en Dirson (que lee en Jmillán) un posible acuerdo entre Google Books y Publidisa, empresa que acaba de presentar su sistema de POD…

En Liber en Barcelona han concfluido dos actos relacionados (que trato en entradas separadas). Por una parte, la empresa Publidisa, especializada en Printing On Demand, “impresión bajo pedido”, ha anunciado su servicio Read On Time, para que los editores hagan llegar a sus consumidores finales libros impresos sobre pedido (desde 1 a los que hagan falta): típicamente obras agotadas, o bien obras que hay que servir en países lejanos a la sede del editor.

Me parece un sistema muy bueno, sobre todo para editoriales pequeñas, es decir, el 90% de las dedicadas a la literatura fantástica.

Relecturas obligadas por similitud subconsciente

El verdadero horror es el que notas al identificarte con el asesino y no con la víctima. Por eso Ripley es un personaje magnífico y Highsmith una maestra a la hora de crear espécimenes dignos de estudio.

Hacer un héroe o un antihéroe es sencillo. No dejan de ser arquetipos previsibles. Dejarlo todo en manos de alguien sin sueños resulta, por momentos, desesperante.

Sobre todo ahora que tras una buena charla descubro que tengo la obligación de releer Crimen y Castigo y un montón de cuentos de Chejov y Gorki.

Así que si me vuelvo existencialmente huraño es culpa de los maestros rusos, ¡malditos!

Cuarto y mitad

Como decía Eliot:

Between the idea
And the reality
Between the motion
And the act
Falls the shadow
For Thine is the Kingdom

Y si antes llegué a la mitad de la novela que estoy escribiendo ahora voy por cuarto y mitad. La idea era buena, el desarrollo pasable; el lenguaje no cuadraba. Algo estaba mal.

Así que borré todo y a volver a empezar. Por ahora creo que funciona. El cómo tiene que ser tan interesante como el qué, ni más ni menos. Debe acompañar. Fluir. Empujar.

Between the conception
And the creation
Between the emotion
And the response
Falls the Shadow
Life is very long

Y sí, sigue siendo literatura fantástica. Aunque por ahora parece una novela histórica escrita por un amante de las frases cortas.

Sebastián y el cetro de la vida

<EDITADO><A todos los que llegan desde la Wiki: Esto no es un foro, es un blog. El post a continuación representa mi opinión el mismo día que salió la noticia en los medios, ni más ni menos>

Enlace a ELPAIS

A lo que vamos. Un niño de 11 años escribe un libro de fantasía, sus padres hablan con un amigo joyero que decide poner la pasta, lo editan, lo ponen a la venta y venden 1000 libros en tres días.

Coño, Córcholis, si es que parece fácil.

Paga por el escaparate, editor

Cosas que pasan en Inglaterra (no aquí, oigan, dónde vamos a parar):

La principal cadena británica de librerías, Waterstone’s, ha admitido que cobra a los editores por promocionar sus libros en sus más de 300 establecimientos repartidos por todo el Reino Unido.

Así, por el equivalente de 67.500 euros, Waterstone’s coloca hasta hasta seis títulos en sus escaparates y los destaca en una campaña nacional de publicidad destinada a las próximas Navidades. Por 36.700 euros, exhibe un título como apropiado para «regalo» tanto en el escaparate como en las cajas, mientras que por algo más de 10.000 euros la cadena promociona «el libro de bolsillo del año» y lo incluye en su publicidad en periódicos.

El editor Anthony Cheetham, presidente de Quercus Books, declaró ayer que los pagos a cadenas de librerías son ya inevitables. «No te puedes negar a ello. Si los minoristas te ofrecen esos lugares de promoción y tú los rechazas, no es que las ventas de un título bajen de 1.000 a 500, es que no vendes ni 20».

Bonito libro, sería una lástima que alguien lo pusiera junto a los de literatura fantástica…

Es lo que tiene. Se ve que los libreros se han dado cuenta de que todos querían poner sus libros bien visibles y se dijeron, ¿y si les cobramos algo? y de ahí pasaron a elegir qué libros les convenía vender. Son varias las cadenas de librerías que practican esa “selección”

Presentaciones por Valencia

Ayer jueves estuve en una de las escasas presentaciones, literatura fantástica mediante, que tenemos en Valencia (aunque no sea por falta de autores: somos legión) gracias a La casa del Libro y al grupo editorial AJEC.

nave.jpg

El libro en cuestión es el de “Los Navegantes”, de Jose Miguel Vilar, la historia de una confrontación de carácter mítico aunque no épico (bueno, más o menos, si queréis saber más, comprad el libro, malditos).

La verdad es que es una de las presentaciones mejor montadas en las que he estado, se llenó la sala habilitada y se vendieron un montón de ejemplares. Jose Miguel estuvo firmando media hora y Raúl, el amo y señor del Imperio Editorial AJEC, estaba de lo más contento.

A ver si cunde el ejemplo y se hace algo más por aquí. Tenemos hambre.

Ínfulas literarias

De un tiempo a esta parte escucho algo que me asombra sobre los libros, un comentario generalizado en el que lo máximo que le puedes pedir a un libro es que entretenga, o que enganche, que no esté mal escrito, vamos, que la literatura -de género o no- es ocio puro, y si una obra cumple con esos parámetros, pues para qué más.

No soy yo quién para quejarme -mi primer libro es pura literatura pulp sin más pretensión que esa, la de entretener- pero me asombra que la exigencia sea tan baja. A una buena obra yo le exijo muchísimo más que me entretenga o me haga pasar dos tardes agradables. Quiero que me transporte, que me haga reir, llorar, amar y soñar, necesito que me desafíe, que me cuestione, que me sorprenda.

Es evidente que sabes muy bien qué esperar con cada libro, incluso antes de abrirlo, pero parece que estamos extendiendo el criterio pulp al resto de libros. Y tampoco es eso. Un libro que sea entretenido sin más es mediocre. Tiene que despertar algún tipo de sentimiento, un mínimo de maravilla.

No se puede esperar tan poco de la vida.

Las personas libro – El proyecto Farenheit

Me ha resultado curioso encontrar el proyecto de las personas libro, un grupo de personas que imitan a los peligrosos antisistema de Farenheit 451, capaces de memorizar un libro y luego ir contándoselo a cualquiera, sin pensar en las terribles consecuencias que algunos textos pueden acarrear a la gente, por no hablar del canon de la SGAE, claro, con lo que cabe en un cerebro, bueno, en algunos.

Os voy a poner su decálogo (bidecálogo, en realidad, pero como es tan largo, pongo sólo diez):

1. ¿Qué es el proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro)? En el mundo que describe Ray Bradbury en “Fahrenheit 451” no hay libros. Están prohibidos y los bomberos se dedican a quemarlos. Sin embargo hay personas que se resisten y lo hacen aprendiéndose cada una de ellas un libro. Poco a poco organizan un plan llegando a ser miles las personas que llevan un libro en su cabeza, verdaderas bibliotecas itinerantes.
2. ¿A qué debe su nombre? Es un reconocimiento a Ray Bradbury, que escribió la historia de las personas que defendiendo los libros defendían al ser humano. 451 grados en escala Fahrenheit es la temperatura a la que arde el papel y como quien quema libros termina tarde o temprano por quemar personas…
3.- El libro de Bradbury llama la atención a quien lo lee… La visión de Bradbury resulta profética. Su preocupación por un futuro de la humanidad dependiente de las máquinas, por la aplicación de la tecnología para el control de los ciudadanos, por la autocensura, que es la censura más eficiente…
4.- ¿Son las personas libro la alternativa? Tan solo se resisten, que no es poco.
5. ¿Cuál es el objetivo del Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro)? Que todas y cada una de las personas del mundo tengan un libro (un pedacito de libro) en la mente y en el corazón y lo narren mirando a los ojos. Que, aunque mil cosas y mil guerras nos separen, tengamos en común el ser personas libro.
6. ¿Cuándo y cómo surgió la idea? Al volver a leer “Fahrenheit 451” y ver la película de Truffaut sobre el libro que escribió Ray Bradbury que trata de una época en que se queman todos los libros y sólo se ve televisión. Vimos posible la existencia de personas libro, tal vez porque sentimos su necesidad.
7. ¿A quién va dirigido? A todas las personas del mundo que quieran defender los libros aprendiéndose un texto, haciéndolo suyo.
8. ¿Qué requisitos son necesarios para formar parte del proyecto? En la red de personas libro cabe todo el mundo. Tan solo se necesita querer defender los libros aprendiéndose un texto.
9. ¿Es difícil aprender un texto? Hacerlo tuyo y narrarlo es un trabajo muy placentero y enriquecedor. Además otras personas libro le ayudaremos a ello adaptándonos a su forma de aprehender el texto y narrarlo. Hay técnicas eficaces. Es muy importante la forma de preparar a las personas libro y por ello es clave que haya quienes ayuden a otras a aprenderse un texto y a narrarlo.
10. ¿Qué tiene que hacer aquella persona que quiera convertirse en persona libro? Elegir un texto por muy pequeño que sea (ya hay una persona libro que se aprendió el famoso relato del dinosaurio de Monterroso) y contactar con las personas libro. También puede colaborar con otras en el rescate de un libro entre varias personas, como se ha hecho con el Quijote en el Círculo de Bellas Artes o el libro de Primo Levi “Si esto es un hombre” que harán jóvenes de institutos.

Y vosotros, ¿qué libro, o su fracción, os gustaría ser? Yo lo tengo claro, es algo personal.

Vivo en la Villa Borghese. No hay ni pizca de suciedad en ningún sitio, ni una silla fuera de su lugar. Aquí estamos todos solos y estamos muertos.
Anoche Boris descubrió que tenía piojos. Tuve que afeitarle los sobacos, y ni siquiera así se le pasó el picor. ¿Cómo puede uno coger piojos en un lugar tan bello como éste? Pero no importa. Puede que no hubiéramos llegado nunca a conocernos tan íntimamente Boris y yo, si no hubiese sido por los piojos.
Boris acaba de ofrecerme un resumen de sus opiniones. Es un profeta del tiempo. Dice que continuará el mal tiempo. Habrá más calamidades, más muertes, más desesperación. Ni el menor indicio de cambio por ningún lado. El cáncer del tiempo nos está devorando. Nuestros héroes se han matado o están matándose. Así que el héroe no es el Tiempo, sino la Intemporalidad. Debemos marcar el paso, en filas cerradas, hacia la prisión de la muerte. No hay escapatoria. El tiempo no va a cambiar.

Es que no puedo evitarlo.

Meme literario 139

Acosado por el Caballero de la Cebolla (Negra) me veo obligado a participar en un meme literario.

Cito:

Es fácil: copiar el párrafo segundo de la página 139 del libro que estés leyendo en ese momento. Se presupone, pues, que te gusta leer y que tienes tiempo para ello.

Estoy con dos libros, en “El asesinato considerado como una de las bellas artes” la página 139 tiene dos líneas (un sonoro OOOOOH!) pero en el otro sí que tenemos párrafo que transcribir.

Ahora, muy hermosa aún a sus cuarenta años cumplidos, Erzsébet mandaba parar a veces su pesado carruaje, con las cortinas echadas, a la entrada de la callejuela, a la puerta de su discreto palacio vienés. Llegaba en primavera, o a principios del otoño, cuando los caminos se volvían o estaban aún transitables. El carruaje había pasado delante de Sárvár sin hacer alto. Erzsébet huía de este castillo donde, de niña, había vivido con Orsolay Nádasdy; pues su más encarnizado enemigo residía allí, en la actualidad, junto a Pál Nádasdy, del que era tutor: Megyery el Rojo, que le había advertido que un día se lo contaría todo al palatino György Thurzó, pariente político de los Bathory.

El texto pertenece a “La condesa sangrienta” de Valentine Penrose y, claro, trata sobre la vida y milagros de Erzsébet Bathory y su afición por la sangre caliente de las muchachitas. Lectura de sobremesa…

En cuanto a perpetuar el meme, veo que casi todo el mundo lo ha hecho o está pendiente… ¿Txiki Palomares? ¡Manifiéstate!

Libros monstruosos y Media Vaca

crimenesAyer Raquel compró uno de los libros más monstruosos que tengamos en nuestra gruta: Crímenes Ejemplares, de Max Aub, en la maravillosa y sorprendente edición ilustrada de Media Vaca.

Muchas veces, cuando hemos hablado del futuro del libro, nos perdemos con la tinta electrónica, los e-books, la autoedición máquina-kiosko mediante, y sólo nombramos de pasada la idea del libro como objeto, ese libro que da gusto sopesar, acariciar y hasta oler; porque señores y señoras, Crímenes ejemplares es un libro que hasta huele bien, a papel grueso, a tinta fresca, a sueños y a asesinatos.

Que Aub era un monstruo feliz, ya lo sabía, pero en la edición Vaquera han logrado juntar a treinta monstruos más, esta vez ilustradores, para que hicieran del volumen algo ejemplarmente deforme y adorable.

Los “Crímenes ejemplares” son (mini)confesiones de asesinos ayudados con algo de peyote para aclarar sus oscuros y secretos motivos que les llevaron a cometer una o varias muertes. Los ilustradores (Chumy Chumez, Isidro Ferrer, Asun Balzola) reflejan a la perfección ese mundo de trazo grueso y agresivo que se plasma en las líneas de Aub.

crimenes

La verdad es que está escrito para disfrutar, para leer en voz alta y darse cuenta de lo hermoso que puede ser un libro.

Lo maté porque me dolía la cabeza. Y él venga hablar, sin parar, sin descanso, de cosas que me tenían completamente sin cuidado. La verdad, aunque me hubiesen importado. Antes miré mi reloj seis veces, descaradamente: no hizo caso. Creo que es un atenuante muy de tenerse en cuenta.”`

Imprescindible. Como la mayor parte del catálogo de Media Vaca, siguen una filosofía propia muy interesante a la hora de publicar y editar. Ha sido la sorpresa del día del libro, un día de monstruos felices.