All posts by Alfredo Álamo

Es hermoso. Nadie lo va a publicar

Así me contestaba Santi Eximeno tras leer la primera escritura de El detective que tenía mariposas en el estómago. La verdad es que yo estaba convencido de que no lo iba a publicar nadie, pero lo de hermoso fue un detalle muy majo por parte de Santi.

Lo cierto es que El detective… es una construcción por capas. A lo largo de los últimos años he ido recopilando ideas para cuentos que me interesaban, pero que luego, al ponerlos en caliente, se quedaban siempre cojos. Eran historias interesantes, pero demasiado locas o cortas o absurdas como para funcionar por sí solas. Así que un día decidí construir un contenedor bien grande donde contar todas esas paranoias que me habían fascinado.

Eso es, en el fondo, El detective que tenía mariposas en el estómago. Una mezcla de historias que nadie iba a leer con una dosis de colmillo venenoso que no he podido evitar introducir en la narración. Literatura juvenil, nueva poesía, libros de autoayuda… todo parecía ir encajando a medida que se desarrollaba la trama principal.

El resultado es una novela que salta de lo detectivesco a la sátira, de la tragedia griega a la literatura del yo; de la poesía a la autoayuda, de la LIJ al gore más loco. Está claro que para publicar algo así hace falta un editor con una visión especial, o una ceguera particular, así que cuando la gente de Orciny Press dio el visto bueno a El detective… todo se volvió una locura.

Hay un millón de anécdotas que contar de este libro, pero me las guardo para las presentaciones. Nos vemos firmando libros. O si sois unos vagos y lo preferís comprar online, aquí os dejo el enlace: El detective que tenía mariposas en el estómago.

Lunarias ilustrado: Disponible en pago social

lunariasblog

 

Uno de los proyectos que más ganas tenía de sacar era la versión ilustrada de Lunarias. Si en su día la edición quedó muy bien, siempre me había quedado con las ganas de presentar unas ilustraciones que acompañaran a los microcuentos. Por suerte, Carlos Cuesta Dolz se dejó embaucar y realizó unas ilustraciones que están muy por encima de mis cuentos, por lo que no puedo estar más que agradecido.

A la hora de ponerlo a disposición del público, creo que poner una versión digital es lo apropiado. Quiero que el mayor número de personas pueda disfrutar de este libro y de los nuevos dibujos, así que está disponible en Lektu -una plataforma digital que deberíais conocer ya-, y para descargarlo sólo hay que compartirlo en Facebook o Twitter. Más fácil no puede ser.

Descargar Lunarias Ilustrado en Lektu

 

Tormenta. La guerra de los hambrientos 1

Es toda una alegría poder anunciaros el lanzamiento de mi próximo libro, Tormenta, en la editorial Kelonia. Se trata de una novela que bordea el Young Adult y es perfectamente disfrutable por cualquiera que busque una historia de aventuras. La ambientación es de fantasía urbana y se desarrolla en Valencia y Barcelona.

La portada es un trabajazo de Daniel Zafra y creo que refleja bastante bien el aspecto de los personajes, alejados de la perfección que parece ser norma en muchos títulos parecidos.

Tormenta

Tormenta

 

Los hambrientos han comenzado su cacería, necesitan llenar el vacío que les consume el alma y las tripas. Diana sabe bien lo peligrosos que son y que no irían detrás de Ángel si no fuera por alguna razón muy especial; pero, según las leyes del Concilio, no puede ayudarle… aunque ella nunca ha sido muy buena siguiendo las normas.

¿Tendrá algo que ver con los grafitis que Ángel pinta a escondidas y que firma con sangre? ¿O será por alguna de las obras de arte que ha vendido en secreto por eBay? Ni siquiera Toni, su mejor amigo, conoce la verdad.

También tenemos logo para la serie. Me encanta. Estoy muy contento con este diseño que puede funcionar muy, pero que muy bien.

tormenta_bn

Tormenta es el primero de los libros de La Guerra de los Hambrientos, una historia que espero guste y que me deje desarrollar la serie de historias que tengo en mente. Las primeras reseñas han sido muy positivas, así que soy optimista al respecto.

La novela sale a la venta el 10 de marzo, pero ya se puede encargar la preventa en la web de Kelonia. Si reservas ahora te envían el libro gratis y regalan un marcapáginas metálico precioso.

Más información: Kelonia

Proyectos en marcha: Lunarias ilustrado

Lunarias es una de las antologías de las que me siento más satisfecho. Pese a las dificultades de distribución, el libro llegó a bastante gente y las críticas han sido, en su mayoría, bastante favorables. Sin embargo, desde su publicación siempre me quedó la espinita clavada de preparar una edición ilustrada. Han pasado los años y por fin he encontrado a alguien cuyo estilo dibujando se adapta como un guante a mis minicuentos en Lunarias. Llevamos (lleva) un tiempo trabajando en ello (esto es un proyecto que todavía no sabemos cómo terminará) pero no puedo resistirme a poner alguna de las ilustraciones que Litos está terminando. Aquí os dejo con una pequeña maravilla. Espero que os guste.

Lunarias

Pequeña Nueva Inglaterra con Ediciones del Cruciforme

Pequeña Nueva Inglaterra

La playa de Innsmouth un verano cualquiera

Ahora que Lovecraft está de moda para muchos, aunque en el fondo de mi cabeza lleva dando patadas para liberarse desde que tengo 14 años, no podía dejar pasar la oportunidad de escribir unos cuantos microcuentos dedicados al maestro de lo ignoto, el gurú de lo incognoscible y el campeón de la neurosis. Pequeña Nueva Inglaterra es un diminuto compendio en el que trato de dar un escueto repaso tanto a la vida de Howard Philips como a dos elementos clave en su obra: los pueblos de Nueva Inglaterra, sus mansiones y tradiciones oscuras, así como sus monstruos decadentes, incluyendo a los dioses primigenios.

El resultado es un pequeño tomo que Santiago Eximeno ha publicado en su excelente y minúscula editorial, bajo un curioso sistema: la edición está limitada a 111 ejemplares electrónicos a un precio más que redondo: 0.89 euros. Una vez se vendan todos los ejemplares, la obra pasará a ser CC y de descarga gratuita. Así que ya sabéis, no es que os lo vayáis a pasar bien con estos cuentos, es que le hacéis un favor a todos aquellos que leerán la antología cuando sea libre.

En un local de Nueva York, donde solo se puede entrar a través de la más selecta invitación, las élites decadentes disfrutan de un sushi delicioso y exótico de poderes afrodisíacos. En el almacén, tras la cocina, los profundos, seriamente mutilados, gorjean mientras esperan al hombre de los cuchillos.

Más información en PEQUEÑA NUEVA INGLATERRA.

Madera de ataúd: Cuento gratis en EPUB

Madera de ataúdProbando con los nuevos formatos y mirando como se maneja el Sigil para hacer nuevos ebooks desde cero, he comenzado a trabajar con algunos viejos cuentos que siempre me han gustado. Madera de ataúd está relacionado, en cierta manera, con toda la documentación que leí sobre los inicios de la fotografía para Memento Mori. La idea, creo recordar, era hacer una especie de fix-up con varios relatos con cierta cámara “maldita” como hilo conductor. De toda esa idea sólo queda este pequeño cuento de terror fantástico con nazis. ¡NAZIS! Ya os lo estáis descargando.

Descargar: Madera de ataúd (EPUB)

Mañana será tierra

Mañana será tierra es el título que finalmente se ha quedado un libro que muchos de vosotros, a los que suelo molestar, conocéis como Maginot. Ahora, que ya podéis encontrarlo a la venta, me gustaría hablar un poco de la historia, de cómo surgió.

Creo que fue hace casi seis años cuando me puse a escribir por primera vez Mañana será tierra. Las primeras pruebas fueron en valenciano, no recuerdo bien si había algún tipo de concurso, pero pasé pronto al castellano; estaba escribiendo dos o tres cosas más y el cambiar de un idioma a otro me dejaba un poco descolocado delante del teclado.

Siempre he sentido una fascinación por túneles y catacumbas. Ese otro libro, eterno, inagotable, inacabable que nunca termino, Memento Mori, es buena prueba de ello. Tengo un buen montón de cuentos ambientados en lugares oscuros, cerrados y subterráneos. La Línea Maginot, parte fundamental del libro, era parte de esos lugares abandonados y misteriosos que tanto me interesaban, sobre todo desde que vi un par de documentales sobre la zona y empecé a explorar en sitios web de catafilia dedicados a estas fortificaciones. Cuando comencé a documentarme más a fondo sobre la Línea conseguí planos, especificaciones, fotos, testimonios… la verdad es que hay hasta un par de visitas virtuales por puestos rehabilitados.

Tenía claro el escenario final, los túneles, la soledad, el aislamiento, el telón de fondo de la guerra… crear un personaje en España y que llegara hasta allí fue más fácil de lo que creía. A base de investigar sobre refugiados en los campos franceses de “refugiados” -hay muy poca documentación para lo que debería- encontré numerosos testimonios que me permitían suponer de una manera realista el paso de un campo a un lugar de trabajo forzado, y quizá hasta una huida no demasiado complicada, si hubiera sido necesario. Lo curioso es que, tras terminar el libro, he hablado con gente cuyos familiares pasaron por un camino parecido al del protagonista de Mañana…

Recapitulo un poco. Tenía un buen escenario, abundante documentación, una línea argumental pensada… pero pocas veces me ha costado tanto encontrar la manera de contar una historia. No recuerdo cuántas veces borré lo que tenía escrito y volví a comenzar. Sé que en una de las veces llevaba más de la mitad de la novela escrita y que Raquel casi me golpea con el teclado. Gajes del escritor, supongo.

Costó, sí, pero creo que el resultado final vale la pena. Aunque luego diera vueltas sin pena ni gloria por editoriales, aunque quedara segundo en el Maracena de Terror -que no ganó por no ser “de terror”- y que por último haya aparecido casi con cesárea. Es lo mejor que he escrito hasta ahora y en él vuelco muchos de mis miedos, que no son más que preguntas sin respuesta, esas que todos tenemos y que ni siquiera queremos formular por miedo a que lo único que quede en el aire sea el hueco eco de nuestra propia voz.

Mañana será tierra. Viaje a Bizancio. 2011. Si lo veis abandonado en una librería, adoptadlo. Ocupa poco espacio en la biblioteca, pero es más grande por dentro.

Kobold busca venganza

KoboldKobold nació en Granada, entre amigos, disfrutando de unas cervezas y unos días felices, de esos que de vez en cuando uno recuerda con una sonrisa en los labios. Buenos tiempos. Kobold fue un desafío, una manera de buscar las cosquillas al género fantástico, de recuperar las historias de aventuras sin necesidad de plegarse a las limitaciones juveniles que, importadas desde el otro lado del charco, acaparan muchas de las historias que, en teoría, van dedicadas a un público adulto.

Muchos amigos y lectores se han sorprendido al ver que mi primera novela publicada es de fantasía épica en lugar de terror o ciencia ficción. Es cierto que apenas he escrito cuentos de fantasía, aunque La dama de las fresas -publicado en Rescepto y en la francesa Lunatique– es uno de mis relatos favoritos, y que me he dedicado sobre todo al terror en los últimos años. Lo cierto es que siempre he leído fantasía, desde que era un enano con la Dragonlance, el Señor de los Anillos, etc, hasta que descubrí más adelante a Howard, a Leiber o a Moorcock. Kobold bebe más de estos últimos que de los primeros, además de otros clásicos de la aventura como Salgari. Así que supongo que Kobold siempre había estado ahí, esperando ver la luz.

Lo cierto es que empecé con la intención de retorcer cada cliché que pudiera encontrar, no sabía si iba a poder armar una historia como toca y que se convirtiera en novela. Pero con cada capítulo en marcha, más me gustaba el resultado, no, mejor me lo pasaba escribiendo. Ahí vino también el apoyo de Víctor y Gabriella, el equipo Parnaso, y también de Sergio Mars que tuvo el valor de seguir la venganza koboldita prácticamente en directo. Hay pocas historias que me han divertido más al escribirlas que esta novela, y creo que se nota, que esa diversión ha calado en el texto.

Lo que está claro es que Kobold es una novela de aventuras. Carece de intenciones moralizantes, presunciones místicas, mensajes ocultos o filosofía vital. Es una historia para disfrutar, para imaginar, incluso para provocar. Es mi primera novela terminada, a la espera tengo otra de futuro incierto, y pasó un largo camino hasta que la gente de Torre de Marfil decidió darle una oportunidad. El libro ha quedado precioso a nivel formal, el ebook también ha tenido su mimo, y creo que gustará sin problemas a cualquiera en busca de aventuras y que disfrute con el sentido de la maravilla.

Poco más puedo decir, estoy muy contento. Pronto espero escuchar vuestras voces clamando ¡Venganza!

Ficha de la editorial: Kobold, El señor de las cadenas

Time is running out

Back to business

Time is running outHoy es un día de cambios, casi de volver a empezar tras un par de años en el que mi cerebro ha estado más pendiente del trabajo que de otra cosa. No me quejo, Lecturalia es un proyecto apasionante que puede dar más de una sorpresa este año si todo sale bien y las fuerzas del mal no se conjuran demasiado. Pero lo cierto es que echaba de menos tener algo más de tiempo para escribir, leer -si, leer más todavía, si es que se puede-, además de prestar atención al resto del equipo demoníaco que forma parte de mi vida.

Por suerte tengo un jefe razonable que entiende lo que acaba por moverme, así que ahora tengo un poco más de tiempo cada semana para escribir y dedicarle más atención a la faceta de escritor 2.0 que tengo tan abandonada (no hay más que mirar de cuándo son las últimas entradas del blog). Hoy mismo me he puesto a revisar lo que tengo pendiente de escribir -además de otros proyectos- y he decidido seguir con una historia de ciencia ficción que apenas estaba esbozada. ¿Seré capaz de retomar la cifi como toca? Hace eones que trato de no escribir de una manera escapista y todavía no sé cómo va a quedar lo que estoy haciendo. Espero que crezca como toca, por lo menos sé que hay tres personas interesadas.

Ciencia ficción, cuantos delitos se han cometido entu nombre… Espero que os guste la New Weird Space Opera, amigos.

A Zombie Christmas Carol (I)

A Zombie Christmas Carol

El viejo Scrooge cerró la puerta tras las espaldas mugrientas de su empleado Cratchit y del tullido de su hijo Tim. Cómo odiaba a aquella sanguijuela, siempre pidiendo y pidiendo, jamás satisfecho con la justa retribución que recibía por su trabajo.

En aquella ocasión hasta había tenido la desfachatez de llevar a su hijo para dar lástima, para apelar a sus sentimientos navideños. Paparruchas, por supuesto, que un perro hubiera mordido al mocoso en la pierna -seguramente por culpa del niño-, no iba a cambiar su balance anual, sus cuentas, sus ajustes.

El viejo apuró una nueva copa de ponche bien cargado de coñac, se arrebujó entre los pliegues morados de su bata afelpada y se quedó traspuesto en el sillón orejero frente a la inmensa chimenea que presidía el salón de la casa.

Scrooge notó un ligero golpe en la cabeza, una leve molestia. Luego otra, y otra más. Despertó a base de collejas y con un humor de mil demonios.

-¿Pero qué demonios? -farfulló, todavía con la babilla entre los labios.

Se quedó mudo. Allí, frente a él, estaba el viejo señor O’Malley, el viejo borracho irlandés que malvivía frente a la mansión de sus padres cuando él era niño. Se frotó bien los ojos y se agarró a los brazos del sillón con todas sus fuerzas.

-Pero… pero… ¡tú estás muerto, O’Malley!
-Es cierto chaval -contestó el irlandés con un amistoso guiño-. Soy el fantasma de las navidades pasadas, y he venido para hacerte recordar… Acompáñame, por favor.

Con un sólo gesto de su mano Scrooge se vio transportado a una noche fría y helada, una noche de navidad como aquella solo que muchos años antes. Contempló el barrio, las viejas casas parecían nuevas y la gente reía alegremente, paseando despreocupada.

-No, no es posible. No puede ser esta noche. No, por favor.

Scrooge había pasado la mayor parte de su vida tratando de olvidar ese preciso momento, esa noche de navidad en que el mundo comenzó a cambiar y que había acabado con su infancia de cuajo.

-Mira, Scrooge. Eres tú. Mira qué bien te lo pasabas jugando con tu perro.

El viejo se contempló en la distancia. Qué pequeño había sido alguna vez, y qué inocente parecía. Su padre esperaba en casa a que volviera y su madre ya había preparado la cena. Lo único que tenía que hacer era dar media vuelta…

-¡Escúchame, chico! -se gritó- ¡Vuelve a casa! ¡Ya es muy tarde!

O’Malley acompañó a Scroge en su carrera hacia su joven yo sin perder la sonrisa, aunque, de fijarse alguien, habría descubierto que había adquirido cierto tinte melancólico.

-No puede oírte, Scrooge. Sólo hemos venido a mirar. A recordar.

El perro lanzó un par de ladridos debajo de un montón de basura. El joven Scrooge se acercó a ver qué pasaba. Apartó unas cuantas maderas y se encontró con un espectáculo sangriento: el viejo O’Malley estaba allí, con el cuello desgarrado de un tremendo mordisco y su perro no hacía más que meter el hocico en la herida. Asustado, se dio media vuelta y huyó. El aullido del perro, acompañando su carrera, sonó como un alarido lanzado desde el infierno.

-¿Nunca te has preguntado qué pasó después?
-Sé lo que pasó, O’Malley. Ellos ocuparon las calles. Ellos se llevaron a mi padre y a mi madre. ¿Cómo olvidarlo? ¿Acaso crees que fueron unos años fáciles? Ahora los jóvenes no saben lo que es encontrarse con esos… esos… monstruos.

El perro se había acercado a ellos y olfateaba el aire con la boca llena de espuma. Scrooge se alarmó y dio un respingo.

-No te preocupes. No puede tocarnos. Es a él a quien busca.

Desde el final de la calle venía silbando un joven de chaqueta marrón y gorra calada. Scrooge creyó reconocerlo, Andy, uno de sus compañeros en la escuela para jovencitos del señor Brown. Hizo un gesto para saludarlo, pero se descubrió a medio camino sientiéndose un poco tonto. El perro, sin embargo acudió a su encuentro meneando el rabo.

-Qué pasa, Sheppy -dijo Andy, reconociendo al chucho-, ¿dónde está tu amo? ¿quieres que te lleve a casa?

Por toda respuesta, el perro se le lanzó al cuello con una rapidez demoníaca. Cuatro bocados después, Andy yacía sobre los adoquines, muerto.

-¿Qué se supone que tengo que mirar? -Dijo Scrooge con los ojos llorosos.
-Esto -contestó O’Malley.

El cadáver de Andy sufrió una ligera convulsión seguida de unos fuertes estertores. Se levantó como una marioneta cuyas cuerdas se hubieran enredado. Los ojos se le entornaban velados y la mandíbula le colgaba mostrando una lengua hinchada. Avanzó un paso, y luego otro, y luego resbaló antes de caer frente a Scrooge; se incorporó de un salto felino, estudiado, con las manos tensas como garras en busca de su cuello. Scrooge trastabilló y lanzó un agudo grito desde lo más profundo de su sillón orejero que resonó por todo su inmenso salón,logrando incluso hacer tintinear la ponchera.

El necrófago galante y otros poemas de amor

El necrófago galante y otros poemas de amorA veces, hasta los monstruos nos ponemos sensibles.

Suele pasar cuando se nos atraganta algún huesecillo de las manos o los pies y nos produce cierta angustia hasta que logramos pasar el mal rato. Además, pocos se dignan a darnos una palmadita en la espalda peluda; después de todo seguimos siendo monstruos a mitad de una comida.

Los mecanismos que nos llevan a escribir poesía son extraños y diferentes para cada monstruo. En mi caso, para que negarlo, los escribo con prisas y los vomito como bolas de pelo sobre el papel. En El necrófago galante y otros poemas de amor he intentado captar ese amor monstruoso, esa vida en común con los pequeños salvajes que habitan mi vecindario y que salen a cazar con los duendes cada año. El resultado ha sido, cuanto menos, curioso.

Para todas aquellas almas sensibles que me lean y que estén por Madrid el día 15 de enero de 2011, la gente de 23 escalones y su seguro servidor -más un montón de monstruos hermanos encabezados por mi gemelo Santiago Eximeno-, presentaremos a las 12:30 el poemario en la librería Estudio en Escarlata.





Recuerdo contarte cuentos en la cama,

convertirme en vampiro,

en necrófago,

en corazón delator,

mientras tu sonrisa se marchitaba

lejana a palabras,

monstruos o finales.

Cerraba el libro en silencio

bajo la luz amortajada

y dejaba pasar las horas escondido,

esperando el momento perfecto

para morderte los pies,

despertarte como un duende,

despedirme

y no volver jamás.

Por ahora, poco más. En breve, sin embargo, mucho. Hasta pronto, mis monstruos.

Presentación y Bookteaser de Lunarias

LunariasYa tenemos fecha para la presentación, el 30 de Abril en el Bruixes i Fades, un bar-ludoteca que todos en Valencia deberíais conocer. El local está en la calle Rubén Darío 18, zona Xuquer, enfrente de la mezquita. A partir de las 20 horas y hasta que el cuerpo aguante estaremos allí para lo que el público guste.

Otra cosita: Aquí os dejo un minitrailer -un bookteaser- de apenas 30 segundos para Lunarias.

Ya están aqui…

Todavía no tenemos fecha segura para la presentación, pero ya es inminente: los ejemplares -tras una odisea de varios días en los que me he quedado sin falanges- ya han llegado a casa y tienen una pinta estupenda. Abrir la caja repleta de libros es una experiencia de ego-boost que no está nada mal.

Ahora sólo me queda encontrarles un hogar. Son tan mooonoos.

Lunarias

Por cierto. Son ocho euros. Id ahorrando las vueltas del café.

Lunarias en Viaje a Bizancio

¡Extra, Extra! ¡True Story!

En las próximas semanas se pondrá a la venta mi primera antologia en castellano de minicuentos y microrrelatos, Lunarias, gracias a la confianza de Viaje a Bizancio Ediciones.

Más de cien nanorrelatos llenos de oscuridad y risas que saldrán en una edición bonita-bonita. La primera tanda, con reserva, será un poco más vistosa que la que luego se podrá comprar vía Print-On-Demand, es decir, desde la web de la editorial se encarga el libro y os lo mandan a casa sin gastos de envío.

Dentro de poco iré poniendo más información y datos sobre cómo y cuándo haceros con la edición limitada firmada por un servidor de ustedes. También podéis seguir el blog que hemos abierto en Lunarias.

¡Nos vemos!

Premio Minotauro 2010: Chapuza returns

Ya tenemos finalistas y espectáculo desde Minotauro este año. Por mi parte estoy convencido de que Víctor Conde va a ser el ganador, llamémoslo intuición, saber leer entre líneas o lo que queráis.

Lo divertido este año es el marrón que le ha tocado a Hugo Stuven con su novela finalista, El faro. Al parecer Hugo estaba ya preparando su autopublicación cuando le llamaron de Minotauro para decirle que era finalista. Según Stuven, su novela no había sido puesta a la venta en Bubok ni cosas de esas… Qué queréis que os diga, fallo de principiante por parte del escritor que le puede costar el puesto de finalista si alguien cabreado reclama el incumplimiento de bases. De todas formas, a mi lo que me molesta es el “tropecé, resbalé y se la metí a Minotauro, pero sólo la puntita” de después. Que ya somos todos mayorcitos y sabemos usar la caché de Google, hombrededió…

Caché del 19.01 Bubok

Caché del 19.01 Bubok

Editando a 24/01/2010: Hugo Stuven da sus explicaciones en los comentarios, podéis leer su punto de vista sobre todo este asunto.

Actitud

Perdonad mi acento marxista, pero me recorre un fantasma el espinazo cuando los dueños de los medios de producción se imponen a la creación para conseguir una sub-sub-cultura esquematizada y cuadriculada de la que parece imposible escapar. Por todos lados aparece el fantasma de la profesionalización, de tal forma que parece la única salida el doblegarse, agachar la rodilla y perder gran parte de tu alma.

Ves a los amigos más preocupados en acertar con lo que se lleva, con la tendencia, con la tontería del mes, reescribiendo, cambiando, todo para pasar un filtro cada vez más rígido, compuesto de encuestas y márketing.

Un escritor es un creador, un artista, y debe marcar la diferencia, bien sea para sí mismo o en la sociedad en la que vive. Crear sólo para ganar dinero es pintar acuarelas de payasos, algo muy digno pero que encuentro mortalmente aburrido. No hay que cambiar para adaptarse a la industria. Hay que mejorar para que tu obra acabe logrando su propósito -sea el que sea- por ella misma.

La culpa de todo esto la tiene la Escuela de Frankfurt, Adorno y mi maldita manía de leer demasiados blogs.

Minicuentos Navideños

-¡No dejes que te muerda! -Gritó Pablo el apostol mientras empuñaba el hacha.
-Pero si es nuestro maestro -contestó Juan.
-No. Ya no lo es. Ahora es uno de ellos.
Y juntos descuartizaron a Jesús sobre el monte de los olivos.

Melchor señaló con disgusto al bebé recién nacido mientras Baltasar guardaba el cuchillo curvo y Gaspar borraba el pentáculo dibujado con sangre sobre el suelo lleno de paja.
-A saber dónde vamos a encontrar a una virgen a estas horas -musitó, mientras los pastores acariciaban a sus ovejas.

A la muerte le gusta bailar al son de las campanillas.

Del cuerpo amoratado y descompuesto nacieron cientos de moscas. Un milagro más para la nochebuena en el viejo sótano de la cabaña abandonada.

Cuando lo encontraron, colgaba desnudo, ahorcado con el cable de las luces de navidad, girando al son de un pegadizo villancico mientras las bombillas se encendían y apagaban una y otra vez. Resultó ser un espectáculo horrendo pero entrañable.

Esto no es una lápida -rezaba un epitafio-. Es una puerta.

Un belén hecho con zombis es un belén no-viviente.

Al excavar en el jardín aparecieron decenas de trajes rojos, gorros con borla, cinturones con gruesas hebillas, un sinfín de campanillas y un montón de huesos.
-Aquí es donde vienen a morir cuando acaba la navidad -trataba de explicarle el padre a su hija mientras la policía se lo llevaba esposado.

¿Qué? ¿Febrero dices? Menuda nochevieja, amigos…

A un libro de vampiros

Es el libro que mas me a interesado,me e leido muxos libros pero este es el mas bonito. Me faltan muchos por leer,pero sin duda califico a este con un 10,y a los tres que le siguen detras. No sabria que decir ya que no hay palabras para describir lo imprecionante que fue para mi,me encantan las historias de vampiros y monstruos paranormales de ese tipo.

No, si está bien que lean y que opinen. Pero a veces siento un escalofrío que me recorre la espalda, como si alguien estuviera pisando mi tumba. O meándose en ella, que todo es posible.

Poesía

angel

Monstruo de labios felices que roes los pies de ángeles sagrados

que limpias de sangre las cuchillas, que tienes alas de cuervo,

que escribes sin tacha sobre las tablas del alma el destino,

bésame cuando el hombre de la escopeta no mire esta noche

y llévame dormido a través de umbrales ciegos que no llevan

a ninguna parte pero a todas, a todas partes contigo.

Vuelve Dick

De una manera asombrosa, Dick viaja en el tiempo desde el pasado. Sin embargo, algo en el proceso sale mal y se despierta dentro del cuerpo de su quinta, y última esposa. Al no saber cuánto tiempo durará la situación, decide terminar el libro que dejó inacabado en el pasado, dejándonos claves que sólo en el futuro cobrarán sentido. Asombrado por el éxito de sus novelas tras su muerte, intenta vender el libro para encontrarse que nadie se lo quiere publicar. Asqueado, lo autoedita y vuelve a saltar al flujo del tiempo.

¿Dónde habrá ido Dick después de esto? ¿Marte? ¿Qué opina John Runciter de todo esto? ¿Acaso me lo he inventado todo o he leido la noticia en el NYT?

Fantasía para jóvenes

romantic

Cómo ha cambiado el cuento, de aquellas aventuras épicas de la Dragonlance, con unos personajes llenos de valores, actitudes naif, o aventuras a lo Ender, con su destino manifiesto y guerras galácticas, hemos ido a parar, rodolant-rodolant como dicen en mi barrio, a darnos de morros con que no teníamos ni idea de lo que quería la muchachada.

Y es que la muchachada quería sangre. Pero no la sangre viscosa que empapa las paredes y viene acompañada de vísceras -no, esa es para el cine-, quieren la sangre virginal, el primer beso, esa piel nunca desgarrada, ese himen intacto, esa esperanza en el espejo, el amor inmortal.

Las editoriales juegan ahora con la etiqueta de “jóvenes adultos” conveniente variación para la literatura juvenil que han mantenido a niveles de oligofrenia y valores de Barrio Sésamo durante años.

Ahora se dan cuenta de que lo que vende es el héroe, el beso, la dama fuerte, pero en peligro. La novela de caballerías, nocturna y arrebatadora. El folletín. La novela popular sin cortapisas.

Es en esos momentos cuando los monstruos no podemos menos que sonreír y espera nuestro momento, salivando y a la espera de una víctima propiciatoria

La estación de la calle Perdido

China Miéville es uno de los escritores que han configurado la corriente más nueva y vanguardista dentro de la literatura fantástica que nos llega desde los Estados Unidos. El new weird, o nueva fantasía, intenta escapar de los rígidos corsés impuestos por los amantes de la ciencia ficción más tradicional o los seguidores incondicionales de vampiros románticos o dragones escupefuego.

El resto del post podéis leerlo en el blog de Lecturalia.com

Algunas perlas

Y es que al tener que repasar toda la actualidad literaria día tras día, te encuentras verdaderas perlas de boca de escritores. Entre ellas, y esto incluye a la gente de márketing de Suma, está Stephanie Meyer -o Stephenie, que alguien lo aclare- que nos dice que su nueva novela -The Host -La invitada- es Ciencia Ficción para los que no leen Ciencia Ficción.
Las implicaciones sobre lo que suelta la señorita Meyer son tantas que darían para mucho. Lo inmediato: Que la señorita Meyer no ha leído ciencia ficción en su vida y se cree que está inventando la coca-cola.
Por otro lado en Suma hablan de “el primer triángulo amoroso con sólo dos cuerpos”. Ey, la frase es tan resultona como ignorante. Pero bueno, es lo que hay. Seguiremos desgranando perlas más adelante.

Lecturalia: La web de los libros

lecturaliaNo tengo que deciros que la cantidad de post de este blog ha disminuido una barbaridad, ya antes estaba un poco tocado pero ahora esto parece un pequeño cementerio.

No es que ya no tenga ganas de escribir, es que ahora lo hago en Lecturalia.com. En el blog escribo mínimo una vez al día y además me acompaña Raquel y también, sobre todo los fines de semana, Gabriella y Víctor.

Lecturalia no es una web de género, pero aprovechando la coyuntura habrá más noticias de literatura fantástica que en el resto de webs “de amplio espectro”. Además del blog hay un montón de información sobre novedades y autores que se va mejorando día a día.

Lecturalia es un proyecto que quiere crecer y me está ocupando mucho gasto de neuronas, así que si contesto mensajes días después o escribo frases incoherentes en el Facebook, no me lo tengáis en cuenta. Simplemente trato de reajustar los procesos de mi cerebro.

Nada más, visitad Lecturalia, dejad vuestros comentarios y me haréis un monstruo un poco más feliz.